Chilenovelas Wiki
Advertisement

Verdades Ocultas fue una teleserie diurna emitida desde el año 2017, producida para Mega por AGTV Producciones (2017 - 2019) y Chilefilms (desde febrero 2019 hasta junio de 2022). Es la teleserie más extensa de la historia de las teleseries chilenas.

Escrita por Carlos Oporto, con la colaboración de Fernando Delgado, Marianela Fuenzalida, Felipe Montero y Sebastián Arrau, bajo la asesoría de Verónica Saquel. Dirigida por Felipe Arratia bajo la supervisión de María Eugenia Rencoret.

Protagonizada en principio por Camila Hirane y Matías Oviedo. Antagonizada por Carlos Díaz, Viviana Rodríguez, Carmen Zabala, Javiera Díaz de Valdés, Ricardo Vergara, Teresita Reyes, Cristián Carvajal, Francisca Gavilán, Clara Larraín, Katty Kowaleczko y Maricarmen Arrigorriaga. Con las actuaciones estelares de Marcela Medel, Osvaldo Silva, Mauricio Pesutic, Carmen Gloria Bresky, Renato Munster, Norma Norma Ortiz, Julio Jung Duvauchelle, Juan Falcón y María José Necochea y las participaciones especiales de Julio Milostich, Paula Sharim, Begoña Basauri, Paulina Eguiluz, Alejandro Trejo y Santiago Tupper.

Protagonizada en el salto temporal por Solange Lackington y Cristián Campos. Con las actuaciones estelares de Camila Hirane, Carmen Zabala, Alejandra Fosalba, Remigio Remedy y Felipe Castro. Antagonizada por Catalina Guerra, Matías Oviedo, Cecilia Cucurella, Javiera Díaz de Valdés, Cristián Arriagada, Mabel Farías, Cristián Carvajal, Susana Hidalgo y María Elena Duvauchelle.

Argumento

Linea temporal original

1ra etapa

La historia se centra en Laura Flores (Marcela Medel), una mujer que en la más absoluta precariedad económica se enfrenta a la decisión más difícil de su vida: vender a una de sus hijas para poder darle de comer a la otra. Y así salvarlas a las dos. Es Rodolfo Mackenna (Osvaldo Silva) al descubrir que María Luisa Guzmán (Viviana Rodríguez), su calculadora esposa, no quería tener hijos, el que convence a la desesperada madre para que le entregue a Rosa, su pequeña de cuatro años, a cambio de una suma de dinero y un hogar lleno de cuidados para ella.

Pese a que han pasado veinte años, y Laura reconstruyó su vida junto a Mario Verdugo (Mauricio Pesutic), con quien tuvo a Gonzalo (Renato Jofré), nunca ha podido olvidar. Lo que no espera, es que toda esa seguridad y felicidad que ha conseguido se verá amenazada cuando el destino la ponga nuevamente frente a la hija que dejó de ver y que hoy lleva por nombre Agustina (Carmen Zabala). Y es que la joven llega al barrio donde viven su madre y su otra hermana, Rocío Verdugo (Camila Hirane), a administrar un restaurante de su familia. Sin poder revelar la verdad, Laura se verá envuelta en una nueva encrucijada cuando sus dos hijas se conviertan en rivales y ella deba decidir a cuál proteger y amparar. Un dilema que se repetirá como una gran condena.

Las hermanas que fueron separadas siendo niñas han construido sus propios caminos. Así, mientras la alegre y esforzada Rocío actualmente mantiene una relación con Franco Soto (Ricardo Vergara), por el que siente un profundo afecto y amor, ya que él siempre ha estado dispuesto a permanecer siempre junto a ella, la manipuladora Agustina está con Tomás Valencia (Matías Oviedo), mano derecha de su padre en los negocios y a quien hace un tiempo engañó con Nicolás Walker (Emilio Edwards), amigo de su novio que ahora regresa a la vida de la joven como chef del nuevo restaurante. Y es que en su momento, María Luisa, a quien siempre su empleada Nadia Retamales (Macarena Teke) informa de cada detalle de lo que ocurre en la mansión Mackenna, descubrió el romance y lo chantajeó para que se alejara de Agustina.

Mientras, Tomás contacta a un viejo amigo del colegio: Leonardo San Martín (Carlos Díaz), un detective, para poder ayudar a Rocío a encontrar a su hermana "Rosita", debido a que Rocío nunca dejó de sentirse culpable por la desaparición de su hermana.

Pronto, a Rodolfo se le detecta un cáncer gástrico, con el cual le quedarían meses de vida. Pronto, Rodolfo se separa de María Luisa y se casa con Laura, consolidando su relación. Laura, con eso, logra acercarse a Agustina. En eso, llega Pedro Mackenna (Julio Milostich), quien fue pareja de Laura en el pasado y es el padre biológico de Rocío y Agustina, a quienes abandonó junto a su madre. Pedro intenta recuperar la fortuna de su familia, que considera que Rodolfo le robó. En medio de una discusión, a Rodolfo le comienza un infarto que lo deja muy debilitado. Antes de morir, Agustina lo va a ver y le dice que siempre supo que ella fue comprada y que nunca aceptaría a Laura como su madre y la haría pagar por haberla vendido. Posterior a eso, Rodolfo muere.

Durante la lectura del testamento, Rodolfo dejó un video donde confiesa una verdad, la cual creen que es sobre que Rodolfo vendió a Agustina y que ella es hija de Laura y hermana de Rocío. Sin embargo, la verdad resulta ser otra: Rodolfo es el padre biológico de Tomás, producto de una relación de amantes con la madre de él, sorprendiendo a todos.

Rocío y Tomás están consolidando su relación cada vez más y se comprometen para casarse. Sin embargo, en un momento, Agustina droga a Tomás e intima con él con el solo fin de quedar embarazada de él. Cuando llega el día en que Rocío y Tomás se van a casar, Agustina decide manipularla emocionalmente con tal de no alejarse de Tomás, revelándole que ambas son hermanas. Con esto, Rocío decide no casarse con Tomás.

Pedro insiste en recuperar su fortuna, acosando a Laura. En un momento, intenta abusar de ella, cuando Agustina lo golpea con un candelabro en la cabeza, provocando su muerte inmediata. Laura se culpa para poder salvar a su hija de la cárcel. Leonardo San Martín se ha encargado de desaparecer las pruebas que inculpan a Agustina. Mientras, llega desde el extranjero Isabel Guzmán (Paula Sharim), hermana de María Luisa, junto a su hijo Sebastián (Khaled Darwich), descubriéndose que ella es esposa de Pedro y él su hijo, para descubrir que Pedro ha muerto.

Pronto las pruebas son encontradas, obligando a Agustina a huir del país junto a Leonardo, dejando así a su recién nacido hijo, Tomasito. Luego de despedirse de su hermana Rocío, ella y Leonardo se suben a la avioneta. Sin embargo, una avioneta se estrella. Se presume que dicha avioneta es aquella en donde iban Agustina y Leonardo y que ambos murieron.

Mientras, Isabel decide vengarse de María Luisa y cita a José (Renato Munster) para hablar con él. Se reúnen en el restaurant, pero lo que no sabe José es que se bebió un jugo que contenía veneno. Debido a esto, comienza a sentirse mal y finalmente fallece. Con esto, Isabel logra vengarse de su hermana y huye del país. En tanto, Roxana (Rocío Toscano) decide irse del país junto a Sebastián (Khaled Darwich).

2da etapa

Rocío se ha hecho cargo de Tomasito junto a Tomás y ambos consolidan su relación. Han pasado unos años y llega el día en que ambos deciden casarse. Sin embargo, este día coincide con la llegada de una extraña mujer, Amelia Rivera (Javiera Díaz de Valdés), una crítica gastronómica chilena nacida en España que llega al país en busca de oportunidades laborales. Lo que nadie sospecha es que esta muchacha en realidad no es nadie más que Agustina, quien no murió como todos pensaban. En realidad, Leonardo despistó a la policía haciéndoles creer que él y Agustina murieron, cuando en verdad huyeron a Turquía. Ahí, Agustina no soportaba estar lejos de su hijo, por lo que ella quería volver a Chile. Sin embargo, Leonardo no se lo permitió. Esa discusión hizo que Agustina se diera cuenta de la verdadera naturaleza de su pareja, por lo que a sus espaldas, lo abandonó y con ayuda de Ricardo, se sometió a una cirugía facial para que así no fuera reconocida en Chile y tampoco por Leonardo cuando la fuera a buscar.

Al llegar a Chile, no solo se entera de que Rocío se ha casado con Tomás, sino que además se ha convertido en la madre legal de Tomasito. Esto hace revivir la rivalidad que alguna vez tuvo Agustina con su propia hermana antes de saber de su vínculo, solo que esta vez es por la maternidad del niño. Es por esto que la ahora conocida como Amelia, hará todo lo posible por estar con su hijo y poder recuperarlo, incluso llegando hasta las últimas consecuencias, sin importarle dañar a su propia hermana o a su madre biológica.

Leonardo, por su parte, también decide volver a Chile para encontrar a su amada Agustina, desarrollando cada día más su obsesión por ella, sin importarle matar a quien se interponga en su camino para lograr su objetivo.

En medio de todo, Agustina decide revelarle a su madre Laura quién es ella. Sin embargo, cuando Laura se entera del plan que tiene Agustina para recuperar a su hijo, Agustina lo considera demasiado peligroso, por lo que decide intentar matarla, atropellándola. Sin embargo, solo logra dejarla parapléjica e imposibilitada para hablar, lo que Agustina considera perfecto.

Rocío pasa por una crisis en su matrimonio con Tomás y ambos deciden divorciarse. En medio de eso, se reencuentra con Leonardo, quien le pide que intente averiguar qué le pasó a Agustina, enterándose así que ella sigue con vida. Con esto, ella viaja junto a Rafael a Turquía para averiguar más del paradero de su hermana Agustina. En Estambul, se entera de una gran verdad oculta: Amelia, la supuesta crítica gastronómica, es en realidad su hermana Agustina, quien se cambió el rostro. En paralelo a esto, Leonardo también se entera de lo mismo y decide llevar a cabo su venganza contra ella al enterarse de que ella además lleva una relación con su hermano Ricardo (Julio Jung Duvauchelle).

Sin embargo, al regresar de Estambul, Rocío se entera de que Tomás se volvió a casar, esta vez con Amelia, quien se convierte en la madre legal de Tomasito. Lo que Tomás no sabe es que Amelia es en verdad Agustina, quien logró llevar a cabo su plan de recuperar a su hijo y así, casándose con Tomás, también logró vengarse de su propia hermana. Al mismo tiempo de esto, Rocío se entera que está embarazada de su primer hijo.

Mientras, Gonzalo consolida su relación con su compañera, Javiera (María Jesús Miranda). Esto coincide con el regreso desde el extranjero de Roxana, quien además se casó con un italiano, Francesco (Juan Falcón). Además, tras complicarse su salud, Maruja (Norma Norma Ortiz) finalmente fallece tras un accidente cerebrovascular. Entretanto, Nadia es enfrentada por Mario por haberle sido infiel con Nicolás y la echa de su casa. Es así como Nadia decide irse del Pasaje Nueva Esperanza e irse a vivir al sur.

3ra etapa

Luego de que Agustina se casa con Tomás y logra ser la madre legal de Tomasito bajo su identidad de Amelia, sigue adelante con sus planes de huir del país junto a Ricardo y Tomasito. Sin embargo, esto podría ser frustrado por Leonardo, quien sigue haciendo todo lo posible para así poder llegar a Agustina, por quien cuyo amor se convirtió en odio. Rocío, por su parte, consolida una relación con Rafael y sigue adelante con sus estudios en derecho, además de cuidar de su paralítica madre cada vez que puede. Sin embargo, su rivalidad con Agustina es cada vez más fuerte luego de saber que ella y Amelia son la misma persona. Rafael, en tanto, se entera de que padece de esclerosis lateral amiotrófica, debido a lo cual su salud se irá deteriorando con el tiempo.

Por otra parte, llegan a las vidas de los habitantes del Pasaje Nueva Esperanza, Samuel Diez (Cristián Carvajal) junto a su esposa Angélica Barraza (María José Necochea), padres de Javiera. Sin embargo, a Gonzalo se le ha diagnosticado VIH, por lo que se empeña en todo lo posible porque su suegro no se entere de su enfermedad, ya que éste lo contrató en su empresa y piensa que al enterarse de su condición, sería despedido y además despreciado por él. 

Por su parte, Samuel, un hombre ambicioso y malévolo, tiene el plan de gestionar un negocio inmobiliario que podría poner en peligro el pasaje Nueva Esperanza, todo con la ayuda de su asistente personal y amante, Raquel Núñez (Carmen Gloria Bresky), hermana gemela de la fallecida Gladys. Raquel tiene una gran verdad oculta y es que Roxana, su sobrina, en verdad es su hija, nacida producto de su amorío con Samuel.

Todo lo que hace Leonardo es matar a quienes se interpongan en su camino de Agustina y considera que lo hayan traicionado. Víctimas de él han sido su propia madre Gabriela (Teresita Reyes), ya que él se entera de que ella siempre supo que Amelia y Agustina eran la misma persona. Otra víctima de él fue su propio hermano Ricardo, con quien siempre ha tenido una fuerte rivalidad, sobre todo por el amor de Agustina. Finalmente, quien muere por su causa es Laura, a quien amedrenta contándole sobre sus planes, causándole así una crisis convulsiva que termina con su vida. En un enfrentamiento con María Luisa, él la secuestra y la droga, pero cuando está siendo rescatada por Rocío, él le revela a la estudiante de derecho que quien atropelló a Laura fue Agustina y que María Luisa fue su cómplice, por lo que Rocío va a enfrentar a su hermana, quien se dispone a huir del país al sentir que la policía irá tras ella. Luego de un enfrentamiento donde Agustina intenta matar a su propia hermana arrojándola por las escaleras, Rocío le revela a Tomás que Amelia es Agustina, quien nunca estuvo muerta como todos pensaban. Sin embargo, Tomás decide poner una denuncia en contra de Agustina y Rocío, a ésta última por considerarla como cómplice de Agustina.

Mientras esto ocurre, Agustina está por huir, pero es interceptada y secuestrada por Leonardo. Luego de drogarla, secuestra a Tomasito y lo deja al cuidado de su gran aliada y cómplice, Eliana Zapata (Francisca Gavilán). Agustina es rescatada por Alonso Toledo (Santiago Tupper), un guardaespaldas contratado por alguien que resulta ser Ricardo, quien no murió como todos pensaban, ya que fue herido de muerte por Leonardo, pero Alonso salvó su vida.

Cuando Leonardo le promete a Agustina entregarle a su hijo Tomasito, Tomás va al mismo lugar donde es citada y se dispone a matarla. Cuando Leonardo es sorprendido en el mismo lugar, donde presuntamente está con Tomasito. Cuando es perseguido por la policía, su auto se desbarranca y tiene un accidente, donde él queda muy malherido y se presume muerto a Tomasito al no ser encontrado ahí. Sin embargo, en verdad él sigue al cuidado de Eliana y de su pareja y también cómplice de Leonardo, Marco Tapia (Camilo Carmona), ya que Leonardo nunca lo llevó en su auto. Entretanto, Agustina es llevada presa por sus crímenes, siendo sentenciada a tratamiento psiquiátrico.

En la clínica, Leonardo le revela sus planes a Eliana, pero le revela que ella es su hermana, nacida producto de un amorío entre la madre de él, Gabriela, y Genaro Silva (Alejandro Trejo), el padre de Rafael. Sin embargo, los planes de Leonardo de huir del país una vez recuperado son frustrados por Tomás, quien está dolido y alterado por la aparente muerte de su hijo, por lo que se dispone a matarlo. Cuando Leonardo se dispone a decirle que Tomasito en verdad está vivo, Tomás no lo deja, poniéndole algodón en la boca para callarlo, y le dispara múltiples veces, provocándole la muerte, siendo apresado por esto.

Tras su muerte, Eliana jura vengar a su hermano y continuar lo que él no pudo hacer en vida, vengándose de todos. El plan de Eliana en venganza contra Agustina es no devolverle a su hijo Tomasito. Ya que Agustina quedó muy trastornada con la aparente muerte de su hijo, Eliana ejecuta su venganza: la va a ver para atormentarla y decirle que su hijo está vivo, pero que ella nunca lo volverá a ver. Luego, cuando ella sale del hospital psiquiátrico, ella la lleva a donde está el niño y lo reconoce, pero como todos lo creen muerto, todos piensan que ella está loca, ya que Marco le dice a Agustina que el niño no se llama Tomasito y se llama Cristóbal Tapia. En dicho lugar, son sorprendidos por Alonso, quien es golpeado en la cabeza por Agustina al pensar que él quería hacerles daños a todos y al niño. Es ahí donde Marco mata de un disparo a Alonso y quema la cabaña en donde están.

Finalmente, luego de sus planes ejecutados, Eliana se aparece en las vidas de Rafael y Ricardo, revelándoles que es hija de Gabriela y Genaro, habiéndose enterado hace muy poco. Con esto, Rafael la acoge en su casa. Ahí, Eliana conoce a Rocío, de quien finge ser su amiga, debido a que tiene en cuenta que es una de las grandes enemigas de Leonardo, por lo que planea vengarse de ella una vez habiéndose ya vengado de Agustina.

Mientras tanto, Rocío ha seguido con su vida y se ha casado con Rafael. Ella le pide a Rafael que él defienda a Tomás. A cambio de eso, Rafael le dice que no le revele a Tomás que él es el padre de su hijo. Es así como Rafael defiende a Tomás en su juicio. Tomás declara no estar arrepentido de haber matado a Leonardo por todos los crímenes cometidos, sobre todo por la supuesta muerte de Tomasito, lo cual lleva a una inminente sentencia de cárcel. Sin embargo, Rafael logra que Tomás reciba su sentencia de cinco años y un día de cárcel.

Finalmente, llega el día en que Rocío da a luz a su hijo, Benjamín. Sin embargo, Eliana se entera de que el verdadero padre de Benjamín es Tomás, por lo que tendrá más razones para planear algo en contra de ella, llevándole el bebé a Tomás, quien está en la cárcel y le revela que él es el padre del niño.

Mientras, Roxana, tras saber que es hija de Raquel y Samuel, acepta donarle su riñón a Javiera, a cambio de que Samuel la reconociera como su hija legítima. Sin embargo, durante el trasplante, se presentan complicaciones y Roxana muere debido a una cardiopatía congénita. Raquel ha quedado destrozada tras la muerte de su hija y siente que no merece estar al lado de Samuel, ya que él nunca quiso ni reconoció a Roxana como su hija, por lo que ella deja el país para vivir su duelo, mientras Angélica (María José Necochea) se dedica a pasar tiempo con Javiera en lo que se recupera tras el trasplante. Mientras, Francesco decide irse a Italia para vivir su duelo tras la muerte de su esposa Roxana. En tanto, Genaro muere a manos de Eliana cuando sospecha de de sus verdaderas intenciones.

Eliana, en tanto, hace elegir a Marco entre quedarse con ella o con el niño, sugiriendo que se deshaga de él. Sin embargo, Marco se ha encariñado tanto con él que decide irse a Argentina con él.

4 años después

4ta etapa

Rocío (Camila Hirane) sigue con su vida, como estudiante de derecho y en su vida de casada con Rafael (Nicolás Saavedra), quien al sufrir una esclerosis lateral amiotrófica, siente que su vida pronto podría terminar, por lo que él contrata a un colega y socio suyo: Diego Castillo (Cristián Arriagada), para así hacerse cargo de los temas legales para cuando él no esté.

Han pasado 4 años. Rocío logra jurar como abogada y se hace cargo del bufete de abogados y ha comenzado una relación de amantes con Diego. Al saber que él está enamorado de Rocío, Rafael, al sentir que su hora está por llegar, quiere que él se quede con ella para cuando no esté él. Sin embargo, esta nueva relación con Diego se verá amenazada con una nueva abogada que llega a trabajar en el bufete, Valentina Urrutia (Clara Larraín), quien jura como abogada al mismo tiempo que Rocío. Valentina no solo buscará quedarse con Diego, sino además buscará quitarle su puesto en la empresa a Rocío.

Sin embargo, no solo será la joven abogada la enemiga de Rocío, sino que también será Eliana (Francisca Gavilán), quien vive una vida de amantes con Samuel. A pesar de lo cercanas que se volvieron al ser Eliana hermana de Rafael, en el fondo ella planea vengarse de Rocío y hundirla en la más profunda miseria, ya que Eliana considera a Rocío como una de las mayores enemigas de Leonardo y una de las responsables de su muerte. El principal plan es ejecutado por ella: persuade a la abogada para que acepte la decisión de Rafael de someterse a una eutanasia para cuando su enfermedad empeore. Una vez muerto Rafael tras la eutanasia, Eliana culpa a Rocío de ser ella quien lo mató para que así nadie confíe en ella y así esté lo más vulnerable y sola posible para que sea más fácil destruirla. Entre algunos de sus planes, está el aliarse con Valentina para que así Diego se vaya del lado de Rocío y así ella no tenga a nadie quien la proteja.

Mientras, Agustina (Carmen Zabala), en medio de su tratamiento psiquiátrico, decide someterse a una cirugía facial para recuperar su antiguo rostro, a pesar de la negación de su madre María Luisa (Viviana Rodríguez) al considerar esa medida muy peligrosa, mientras que Agustina considera que esto es necesario para poder sanarse mentalmente. Es así como Agustina y Ricardo viajan a Suiza para que ella se someta a esta nueva cirugía facial. Es así como, habiendo recuperado su antiguo rostro, vuelve a Chile con el fin de recuperar a su hijo, ya que está segura de que no está muerto como Leonardo les hizo creer a todos. Agustina poco a poco irá recuperando los recuerdos hasta llegar a la verdad, mientras ella busca el perdón de su hermana Rocío tras las fechorías que cometió en su contra, incluyendo el haber atropellado a su madre biológica. Por su parte, María Luisa recibe la sorpresiva visita de Francesco (Juan Falcón), quien luego de estar fuera del país para vivir su duelo tras la muerte de Roxana, le declara su amor y le pide matrimonio. Esto causa la sorpresa de Angélica (María José Necochea), debido a que ella estuvo involucrada sentimentalmente con Francesco.

También llega al Pasaje Nueva Esperanza Marco (Camilo Carmona) junto a su hijo Cristóbal (Beltrán Izquierdo). Eliana los presenta como su hermano y su sobrino, respectivamente. Lo que nadie sospecha en el pasaje es que este niño en verdad se trata de Tomasito, el hijo de Agustina y Tomás a quien creyeron muerto tras el accidente de Leonardo. Sin embargo, en su regreso, Marco se entera que Eliana ha comenzado una relación con Samuel (Cristián Carvajal), por lo que buscará la forma de vengarse de Eliana, conquistando a Maria Angélica o incluso a la propia Agustina, esta última de quien se termina enamorando.

Por su parte, Tomás, quien gracias a las gestiones de su abogado, logra salir antes de la cárcel. Una vez afuera, une fuerzas con Eliana para demandar a Rocío por la paternidad de Benjamín (Stefan Platz) y quitarle su tuición, sin sospechar que Eliana lo hace por motivaciones propias como vengarse de Rocío y dejarla absolutamente sola. Pronto, esta alianza se convierte en una relación de amantes.

Javiera (María Jesús Miranda), por su parte, ya habiéndose recuperado tras su trasplante, desea ser madre. Sin embargo, dada su condición y el trasplante, no puede tener hijos de manera natural, por lo que desea ser madre a través de un útero subrogante, a lo que Gonzalo (Renato Jofré), su marido, se niega rotundamente.

Solo para poder quedarse con Diego, Valentina, con ayuda de Eliana, le da unas drogas somníferas a Diego, poniéndoselas en su copa. Sin embargo, ella le da toda la dosis del frasco y Diego no se mueve, pensando que lo mató. Pero cuando éste despierta, Valentina le hace creer que ambos se acostaron. También con ayuda de Eliana, Valentina se insemina artificialmente para quedar embarazada y así hacerle creer que ella está esperando un hijo de Diego. Con esto, Valentina lo manipula para que decida casarse con ella. Una noche, Valentina sigue a Diego hasta la casa de Rocío, donde los ve besándose. Ella decide incendiar la casa de Rocío con ellos adentro, incluido Gonzalo, con la intención de matarlos, declarando que si Diego no es suyo, no será de nadie más. Sin embargo, son salvados por Nicolás.

Mientras, en la empresa, Marco pone en el computador de Eliana unos videos donde se la ve en una actitud muy romántica con Tomás, exponiendo así la infidelidad de Eliana hacia Samuel, quien, muy dolido, decide abandonarla y pedirle que le devuelva las acciones de su empresa. Tras esto, Samuel queda muy mal y sufre un preinfarto, del cual él logra salvarse.

El día del matrimonio entre Valentina y Diego, a Rocío le llegan pruebas de manera anónima en contra de Valentina, los cuales, sin saberlo, le fueron enviados por Eliana. Con esto, irrumpe en la ceremonia de matrimonio entre Diego y Valentina con esos papeles, donde se confirma que Valentina estuvo internada en un hospital psiquiátrico (el mismo donde estuvo Nicolás alguna vez por su adicción a las drogas) por piromanía luego de haber intentado asesinar a su amante y su familia en un incendio. Con esto, se confirma que fue ella quien provocó el incendio de la casa de Rocío y además, se confirma que el hijo que espera no es de Valentina, sino que ella se hizo una inseminación artificial para manipular a Diego para que se case con él. Luego de cancelarse el matrimonio, Valentina tiene síntomas de pérdida y va a parar a la clínica, a donde Eliana la va a visitar. Valentina, luego de enterarse de que perdió a su hijo, sospecha que fue Eliana quien le envió los papeles a Rocío, pero Eliana le hace creer que fue Rocío quien mandó a investigarla y le recuerda que ella juró que si alguien se interponía entre ella y Diego, ella volvería a tomar cartas en el asunto y esta vez no habría sobrevivientes. Félix, el cómplice de Eliana, la ayuda a escapar disfrazado de enfermero y la lleva con Eliana, quien está en una van y arregla su escape para que así Valentina mate a Rocío y así cumpla con su venganza.

Mientras en el Pasaje Nueva Esperanza se celebra la fiesta de Navidad, Valentina irrumpe con un revólver en mano, dispuesta a matar a Rocío y Diego. Ella le dispara a Rocío, pero Agustina se interpone, recibiendo el balazo. Repentinamente, al recibir la bala, recuerda el momento en que, cuando aún tenía el rostro e identidad de Amelia Rivera, ella estaba fuera de sí y vio a Tomasito en la casa en que se escondían Eliana y Marco junto al pequeño. Con eso, recuerda que Eliana y Marco fueron quienes robaron a su hijo, además de recordar que Marco le dijo que el pequeño es hijo de él y se llama Cristóbal. Al finalizar los recuerdos, Agustina cae inconsciente y es llevada a la clínica, mientras Valentina escapa.

Valentina llama a Eliana para que la ayude a escapar del país, en shock por haberle disparado a Agustina en vez de Rocío. Eliana se reúne con Valentina en el claro de un bosque, pero la amenaza con un revólver. Le dice que ella arruinó todo al no matar a Rocío, y le revela que la utilizó, mandándole los papeles a Rocío para que Valentina la matara, pero como falló, ya no la necesita y la mata de un certero disparo en la cabeza y llama a Félix para que la ayude a deshacerse del cuerpo y la evidencia, sin darse cuenta de que Marco estaba grabando todo. Eliana llega a su casa, pero ahí la espera Marco, quien la enfrenta por todo lo ocurrido y le revela que si acaso Agustina muere por culpa de ella, le mostrará a la policía el video que él grabó de ella matando a Valentina.

Luego, Agustina logra despertar en la clínica tras salir del riesgo vital. Rocío la va a visitar, pero también recibe la visita de Marco y Cristóbal. Agustina queda paralizada, ya que, tras los recuerdos, logra reconocer a Cristóbal como su hijo Tomasito.

Por otra parte, Gonzalo, con la bendición de Rocío, por fin decide perdonar a Javiera por haber tenido una hija a través del útero subrogante de su madre Angélica sin consultarle, y decide irse a Brasil a vivir junto a su esposa y sus suegros.

5ta etapa

Luego de reconocer a Cristóbal como su hijo Tomasito, Agustina recibe una propuesta de Marco de casarse con ella y forma una familia junto a Cristóbal, luego de confesarle que está enamorado de ella. Sin embargo, Agustina rechaza esta propuesta, dejando a Marco devastado y queriendo seguir el consejo de Eliana e irse del país junto a su hijo. Sin embargo, al enterarse de esto, Agustina decide aceptar la propuesta de matrimonio de Marco para así poder estar cerca de su hijo. Sin embargo, Agustina no siente ni una pizca de amor por Marco, ya que ha decidido vengarse de él y Eliana por robarle a su hijo. Está dispuesta a todo con tal de recuperarlo, sin revelarle a nadie de sus seres queridos de sus planes.

Por otra parte, Rocío ha adquirido una actitud más desafiante y determinada, ya que ha decidido desenmascarar a Eliana e ir tras sus pasos, para buscar justicia por todas las fechorías que ha cometido en su contra. Su principal motivación es recuperar la tuición de su hijo y liberarlo de las garras de Eliana, ya que considera que ella es una mujer muy peligrosa y su hijo no debe estar bajo su tutela. Sin embargo, para demostrarlo deberá reunir pruebas, por lo que adquirió una oficina privada donde hace sus investigaciones. Sin embargo, por cada crimen que comete Eliana, un personaje incógnito que se hace llamar "El Santo" le envía regalos a Rocío con pistas para ir tras Eliana, como un triángulo de tela extraído de la ropa de las víctimas de Eliana y un ramo de orquídeas. Mientras tanto, ella y Diego han consolidado su relación y se van a vivir juntos, con Rocío una vez más dejando el Pasaje Nueva Esperanza.

Tomás, en tanto, vive una vida junto a Eliana, de quien se ha enamorado. Viven en la casa que alguna vez les perteneció a Rocío y Rafael y que Eliana le logró quitar junto a la fortuna de la abogada gracias a su alianza con Valentina. Además, gracias a sus manipulaciones, Eliana se ha quedado con la custodia de Benjamín (Stefan Platz), a quien ella logró manipular para que no quiera nunca más a su madre. Sin embargo, Eliana empieza a experimentar serios trastornos mentales ya que, luego de asesinar a Valentina, comienza a ver al fantasma de su hermano Leonardo, quien la comenzará a atormentar por haberse enamorado de Tomás, el hombre que lo asesinó, haciendo que sufra episodios de locura.

Entre tanto, llega desde Calama al pasaje una nueva habitante, Gracia de Müller (Katty Kowaleczko), quien fue una prostituta en su juventud. Junto a ella, llegan sus dos hijas: la menor, Julieta (Antonia Bosman), una estudiante de programación que desea diferenciarse de su madre. La mayor, Samanta (Javiera Díaz de Valdés), además de ser prostituta igual que su madre, tiene un cierto parecido con Amelia, la antigua identidad y rostro que Agustina adoptó cuando se escondía de Leonardo. Y es que el parecido que guarda la muchacha con el cambio de rostro temporal de Agustina están ligados al pasado de Ricardo, ya que ella fue su gran amor en el pasado, pero la relación no dio frutos debido a que, tras un malentendido orquestado por Gracia, él la dio por muerta, razón por la cual Ricardo quedó muy mal, por lo que le mostró al cirujano plástico en Suiza una fotografía de Samanta para que operara a Agustina para parecerse a ella. Sin embargo, Diego también estará ligado al pasado de Samanta, ya que él abusó de ella cuando tenía apenas 14 años, edad desde la que Samanta trabajaba en la prostitución con su madre. Y es que con dichos secretos, Gracia, una mujer muy ambiciosa, querrá sacar provecho de la situación para lograr su mayor sueño en la vida: ser millonaria y escalar socialmente, extorsionando a Diego y Ricardo.

Junto a ellas, también llegan al pasaje dos inmigrantes venezolanos: José Luis Rodríguez (Alexander Solórzano) y su hijo Juan Francisco (Mauricio Flores). José Luis ha llegado desde su tierra natal en busca de mejores oportunidades y trabaja como taxista, pero su hijo "Juanfra" no está contento con llegar al país, ya que considera que debió quedarse en su país natal y se avergüenza del empleo de su padre, por lo que buscará la forma de ganar dinero fácil.

Cuando Agustina le hace en secreto un examen de ADN a Cristóbal para confirmar efectivamente que es su hijo Tomasito, Marco descubre la orden de examen en su cartera y manda a adulterarlos para que arroje un resultado negativo. Esto hace que Agustina sienta que está perdiendo la razón una vez más y decida volver a internarse en un hospital psiquiátrico, decepcionando así a Cristóbal. Sin embargo, Marco, arrepentido, decide decirle la verdad y que él posee el verdadero examen de ADN que confirma que Cristóbal es hijo de Agustina, pero dice que lo mejor es que Cristóbal no lo sepa. Agustina no confía en las intenciones de Marco cuando él le confirma que él es uno de los sujetos que tenían secuestrado a su hijo (encubriendo además a Eliana), pero pronto descubre su diario y ve que Marco amó y protegió a su hijo desde entonces, por lo que el odio que ella sentía por él se transforma en amor y ambos deciden irse de viaje junto a Cristóbal y casarse simbólicamente, viaje durante el cual deciden decirle la verdad a Cristóbal, quien decide que nadie sepa que él es hijo de Agustina solo para proteger a su padre.

Sin embargo, ambos, sin saberlo, son seguidos por Eliana, quien se dispone a matarlos a todos. Es así como la villana cita a Marco al acantilado que era el lugar favorito de ambos para reunirse cuando eran pareja. Sin embargo, Eliana le dispara a quemarropa, diciendo que todo es culpa de Agustina, debido a que Marco siempre la prefirió a ella y a Cristóbal y le revela su intención de matarlos a ambos. A pesar de que Marco le pide que no les haga nada, Eliana lo hace callar con un último disparo que termina con su vida y, haciéndose pasar por Marco, toma el celular de él y cita a Ricardo al mismo lugar, aprovechando que Ricardo siente una fuerte rivalidad por Marco por el amor de Agustina. Es así como Ricardo llega al lugar de los hechos y es llevado detenido al ser culpado por el delito, mientras Eliana se dispone a matar a Agustina y Cristóbal, pero no alcanza a hacerlo.

Luego de saber de la muerte de Marco, Agustina le revela a Rocío todo lo sucedido y Cristóbal escucha cuando Agustina revela que estaba usando a Marco para estar cerca de su hijo (sin alcanzar a escuchar que Agustina terminó enamorándose de él), lo que decepciona al niño, haciendo que abandone la casa para irse donde Tomás, su padre biológico, revelándole todo esto. Luego de esto, Agustina decide llegar a la casa de Tomás y Eliana para trabajar como la niñera de Cristóbal y Benjamín para estar cerca de su hijo, luego de un ofrecimiento de Eliana. Aunque Agustina no confíe en ella, decide aceptar de todas maneras si es que Eliana de verdad le asegura estar cerca de su hijo.

Luego de un tiempo de misterio, Gabriel orquesta el encuentro entre Rocío y "El Santo", con el consentimiento de este último. Así, Rocío descubre que quien está detrás de "El Santo" es Leonardo San Martín, quien no estaba muerto como todos creían tras los balazos propinados por Tomás. Rocío queda muy en shock y comienza a desconfiar de sus intenciones, pero Leonardo le dice que a ambos les une un solo objetivo: destruir a Eliana, pues Leonardo considera que Eliana lo traicionó al enamorarse de Tomás, el hombre que provocó que todos lo dieran por muerto y, por ende, arruinó sus planes, pero su vida fue salvada gracias a Gabriel (Marco Antonio Reyes), médico forense, su fiel cómplice y mano derecha. Rocío no confía en Leonardo, pero no tiene más opción que aceptar este trato, quedando completamente en sus manos. Esa misma noche, Julieta decide seguir a Rocío, al estar preocupada por ella por no haber llegado de aquella casa donde estaba escondido "El Santo", pero es sorprendida por Gabriel, quien se dispone a matarla para evitar ser descubierto, pero en eso es sorprendido por Diego, quien lo mata, disparándole, para salvar la vida de la joven. Posteriormente, para proteger a Diego y eliminar toda evidencia (y bajo las instrucciones de Leonardo), Rocío quema la casa en donde ocurrieron los hechos. Este hecho traumante hace que Julieta tenga pesadillas.

María Luisa, por su parte, comienza a tener una fuerte crisis en su matrimonio cuando descubre a Francesco en la cama con Gracia. Aunque Francesco se muestra arrepentido y María Luisa todavía lo ame, ella no está dispuesta a perdonarlo, poniendo fin a su matrimonio.

Por su parte, Samanta le revela a Diego que Julieta es su hija, producto de la violación que sufrió cuando ella apenas tenía 14 años. Diego, con esto, descubre que Julieta también es su hija, al ser él quien la violó. Diego está dispuesto a decir la verdad, pero es impedido por su madre, Leticia (Maricarmen Arrigorriaga), quien está dispuesta a todo con tal de mantener este secreto a salvo. A pesar de esto, Diego comienza a acercarse a Samanta, poniendo en duda su relación con Rocío, la cual ya estaba peligrando debido a la obsesión de Rocío por hundir a Eliana que la llevó a aliarse con "El Santo".

Rocío logra entrar a la casa que Leonardo compró hace poco, que alguna vez le perteneció a Rocío y Rafael y después le perteneció a Eliana tras quitársela. Así, logra tomar el computador que Leonardo le ordenó a Juan Francisco robarle. En dicho computador, está la evidencia de las personas que murieron a manos de Eliana. Sin embargo, están protegidas por contraseña en una carpeta por Leonardo, pero gracias a Julieta, Rocío logra recuperarlos. Sin embargo, Julieta lo respalda en un pendrive y se lo pasa a Diego.

Por su parte, Tomás sostiene una discusión con Eliana y quiere echarla de la casa de Nicolás, terminando así su relación con ella. Sin embargo, Eliana, totalmente fuera de sí, saca su revólver y se dispone a dispararle, declarando que no dejará que Tomás se vaya con Rocío y que si no era de ella, no sería de nadie más. Justo en el momento en que dispara, Nicolás hace aparición y se interpone, recibiendo la bala y quedando muy malherido y con riesgo vital. Eliana, luego de eso, huye del lugar y llama a Leonardo para que la ayude a escapar. Leonardo, por su parte, le dice a Rocío que no entregue las pruebas y que hay un cambio en los planes y la va a buscar. Mientras, Diego ve las pruebas y les va a avisar de todo a Agustina y Tomás, advirtiéndoles sobre todos los crímenes que Eliana cometió y les advierte que Rocío está en peligro.

Leonardo le dice a Rocío que la llevará con Eliana para su enfrentamiento final, mientras le promete a Eliana ayudarla a escapar. Sin embargo, el enfrentamiento final se ejecuta entre ambas mujeres. Cuando Rocío le pregunta por qué en todos estos años Eliana fingió ser su amiga, a lo que Eliana le responde que siempre la envidió porque Rocío y ella nacieron en la pobreza, con la diferencia de que Rocío obtuvo todas las oportunidades que ella nunca pudo obtener y que todo eso no lo hubiese logrado sin Tomás ni Rafael, además le dice que se convirtió en una asesina porque Leonardo le enseñó todo lo que sabe y le advierte a Rocío que ella va por el mismo camino al haber sido capaz de perdonarle sus crímenes a Leonardo. Al ver vulnerable a Rocío, comienza a estrangularla, pero Rocío logra zafarse y ambas sostienen una lucha donde Rocío resulta victoriosa, con la oportunidad de acabar con la vida de Eliana, pero Rocío pronto desiste, declarando que no vale la pena. Luego de la lucha, Leonardo la convence de que deben irse para evadir a la policía, pero Rocío no cede. Leonardo se va, dejando a Rocío. La policía llega al lugar, en compañía de Diego, Tomás y Agustina. La policía interroga a Rocío sobre lo dañada que está Eliana, pero Diego les hace entrega de las pruebas, denunciando a Eliana por todos los crímenes que cometió. Eliana, mientras es detenida, les advierte a todos que Rocío es una mentirosa y que está aliada con Leonardo y que es su amante, asegurando que está vivo, pero está tan enloquecida que nadie le cree. Eliana es llevada a la cárcel para pagar por todas sus fechorías.

Luego de la detención de Eliana, Tomás y Agustina les informan a todos en el pasaje que Eliana fue la responsable de las muertes de Nancy, Marco y Valentina, además, les informan que tras analizar el arma de Eliana y la bala que mató a Juan Francisco, se comprobó que ella fue quien mató al joven venezolano a causa de "Matías del Santo" y que Rocío los salvó a todos de un fatídico destino. Todo esto es oído por Cristóbal, quien habiéndose enterado de que Eliana fue quien mató a Marco, le pide ayuda a Leonardo para que lo lleve a verla y enfrentarla.

Mientras descansa tras las heridas propinadas por Eliana, Rocío es interrogada por Diego, quien quiere saber si el susodicho "Santo" es el tal "Javier Briceño". Aunque Rocío se lo confirma, Diego no se queda tranquilo porque quiere confirmar si es verdad lo que Eliana dijo, de que Leonardo San Martín está vivo, pero Rocío se lo niega y ella asegura que todo terminó. Luego, ambos sostienen una conversación sincera, donde Diego deja entrever que aún tiene sentimientos por ella, pero Rocío le declara que, aunque él siempre será importante en su vida, ella no es lo suficientemente buena como para hacerlo feliz, por lo que no pueden volver a estar juntos.

Luego de que Diego se va, Rocío llama a Leonardo para verse por última vez. Aunque Leonardo no quiere que se vean por lo peligroso que podría ser, Rocío insiste. Sin embargo, esto es oído por Agustina. Rocío va a la casa de Leonardo, pero un joven está retirando las cosas de su casa, diciendo que "Javier Briceño" ya no está en esa casa y le pidió que las llevara a un hotel donde él se está hospedando. Rocío le insiste saber dónde está y el joven le da la dirección del hotel. Mientras el joven le dice a Leonardo que ella va de camino al hotel, Agustina y Tomás la siguieron hasta ahí y se disponen a ir tras los pasos de Rocío.

Luego de que Leonardo lleva a Cristóbal a la cárcel para enfrentar a Eliana tras enterarse de que ella es la autora de la muerte de Marco, donde el pequeño le deja entrever que él se vengará de ella, el ex detective llega a su habitación del hotel donde lo está esperando Rocío, quien quiere despedirse de él por su intención de dejar el país. Leonardo le pide que se vaya porque es peligroso que los vean juntos. Sin embargo, cuando Rocío se va muy triste, es seguida por Leonardo, quien quiere despedirse de él de manera romántica con un beso, el cual es interrumpido por Tomás y Agustina, quienes están muy impactados al saber que Leonardo está vivo y que Rocío lo estaba encubriendo. Ambos consideran que Rocío es mucho más peligrosa que Eliana y Leonardo juntos y deciden enfrentarla y denunciarlos a ambos, además de decirle que no dejarán que ella se vuelva a acercar a Benjamín. Rocío está muy asustada porque no se podrá acercar más a su hijo, pero Leonardo le declara que no la dejará sola.

Mientras, Tomás y Agustina les informan a María Luisa y Ricardo que Leonardo está vivo y que Rocío fue su cómplice y amante y le piden a Maria Luisa que se lleve a Cristóbal y Benjamín a la playa, recibiendo instrucciones de Agustina de no dejar a la abogada comunicarse con su hijo. Luego, revisan todas las evidencias que Rocío escondía en su casa, en compañía de Marcial, el abogado de Tomás, quien considera que Rocío cometió obstrucción a la justicia. Mientras, Rocío va a la oficina de Diego para que la ayude y le cuenta que Leonardo sí está vivo. Diego le dice lo grave que es la situación al estar aliada con un peligroso hombre, el que asegura Rocío que ha cambiado y ya no es peligroso. Sin embargo, Diego decide interceder por ella ante Agustina y Tomás, quienes deciden no echar pie atrás con la denuncia en contra de Rocío, a pesar de que él le enrostra a Agustina que ella una vez intentó matar a Laura, atropellándola, cuando ella cambió su identidad por la de Amelia Rivera. Mientras, Rocío llama por el celular a Benjamín, pero María Luisa, recibiendo instrucciones de Agustina, no la deja comunicarse con su hijo.

Agustina y Tomás van a ver a Rocío a la oficina de Diego y le dan dos opciones: o entregarse a la policía e irse a la cárcel, o irse del país y no volver nunca más, pero ambas opciones incluyen que ella se aleje de la vida de Benjamín para siempre, ya que si se va a la cárcel, su hijo la vería con vergüenza. Rocío no tiene otra opción que aceptar, por mucho que le duela alejarse de la vida de su hijo, mientras se enteran de que Leonardo o "Javier Briceño" murió mientras intentaba huir de la policía. Luego, Agustina y Tomás, por su parte, deciden encubrir a Rocío para que no se vaya detenida. Cuando Rocío llega al pasaje, se encuentra con que están sus maletas afuera de su casa. Rocío intenta entrar a ver a su hijo para despedirse, pero es detenida por Agustina y Tomás, quienes le dicen que se vaya y no vuelva nunca más. Rocío es ayudada y llevada afuera del pasaje por Francesco, quien le da un último abrazo. Luego es llevada por Diego fuera del pasaje. Mientras, Agustina y Tomás la ven irse y declaran que están haciendo lo correcto.

Semanas después, Gracia, Francesco y José Luis se disponen a irse a Italia: Gracia se va tras ser despreciada por sus fechorías cometidas en contra de su hija Samanta; Francesco se va tras haberse terminado su matrimonio con María Luisa; y José Luis decide irse con ellos para vivir su duelo tras la muerte de Juan Francisco. Los tres reciben una despedida por parte de todos los habitantes del pasaje, incluyendo a Samanta, despidiéndose de su madre con un sincero abrazo. En medio de eso, Nicolás sale de la clínica, habiendo sobrevivido al disparo de Eliana. En casa de María Luisa, es recibido con una comida especial, esperando todos que todo salga bien de ahora en adelante. Tomás dice que el viaje de Rocío se alargará por lo que no volverá, lo que pone triste a Benjamín. Cristóbal aparece con un test de embarazo que Agustina se hizo, revelando así que ella está embarazada. Sin embargo, Agustina revela que bebé que espera no es de Ricardo, sino de Marco (con quien Agustina intimó antes de que él muriera a manos de Eliana), dejando muy dolido a Ricardo. Cristóbal, muy feliz por tener un hermanito, le dice a Benjamín que ya está aburrido de vivir con él y le dice a Ricardo que ahora sea él quien se vaya, ya que está de sobra. Por su parte, Samanta y Julieta se irán a vivir a una casa e invitan a comer a Diego para celebrarlo, mientras Leticia piensa que con Gracia lejos de sus vidas, la verdad de la violación de Diego hacia Samanta permanecerá oculta para siempre.

Mientras, Rocío deja el país, jurando que volverá por su hijo. En el avión, se encuentra con la sorpresa de que Leonardo está vivo, quien una vez más hizo un montaje para fingir su muerte y le dice que él nunca la dejará sola, dejándola muy feliz.

25 años después

6ta etapa

Luego de aquel día donde fue obligada a dejar el país, Rocío (Camila Hirane) ha intentando mantener contacto con su hijo Benjamín (Stefan Platz), a pesar del acuerdo que Agustina (Carmen Zabala) y Tomás (Matías Oviedo) la obligaron a aceptar. Este tipo de contacto ha sido impedido por ambos, ya que Rocío les ha informado que ella pronto volvería al país por su hijo. Agustina y Tomás, quienes consideran que Rocío rompió su trato con ellos, y que ahora que Leonardo (Carlos Díaz) está muerto (según ellos creen) y que Eliana (Francisca Gavilán) está presa, es ella la que supone la verdadera amenaza para todos en el pasaje, por lo que deciden que la única manera de proteger a sus hijos de ese horroroso pasado es poniendo una denuncia y una orden de captura internacional en contra de la abogada para evitar que vuelva al país en busca de su hijo. Para ello, junto a María Luisa (Viviana Rodríguez), reúnen a Ricardo (Julio Jung Duvauchelle), Samanta (Javiera Díaz de Valdés), Diego (Cristián Arriagada) y Julieta (Antonia Bosman), con quienes se organizan para interponer la denuncia en contra de Rocío, convenciéndolos que es lo mejor para proteger a sus hijos, incluyendo a Olivia, la hija que espera Agustina y está a punto de nacer. Diego, convencido por Agustina y Tomás -y amenazado por María Luisa con mostrarle a la policía el video en que él mata a Gabriel (Marco Antonio Reyes), el cómplice de Leonardo-, sugiere que, para hacer efectiva la denuncia, tendrían que mentir en sus declaraciones. Samanta es convencida tras saber que Julieta trabajaba para Rocío, viendo así que Julieta ha tenido pesadillas tras haber quedado traumatizada tras lo sucedido la noche del incendio durante la cual Gabriel murió. Es así como los siete involucrados deciden participar de la denuncia en contra de Rocío, dejando estas declaraciones como totalmente confidenciales.

25 años han pasado desde entonces. Rocío (Solange Lackington) vive un verdadero dolor tras vivir varios años lejos de su hijo. Ella piensa que todo esto que está viviendo es una cárcel peor que aquella que le propusieron. Rocío no se ve para nada feliz, a pesar de que con Leonardo (Carlos Díaz) se casaron y tuvieron una hija, Martina (Camila Hirane), la cual es una joven recientemente egresada de criminología. Ella no tiene una buena relación con su madre debido a que siempre la ha visto sufrir y discutir con su padre, lo que le molesta ya que por lo mismo, ella tiene mayor preferencia por Leonardo. Además, al igual como le sucedió cuando enviudó de Rafael y cuando Eliana le quitó a Benjamín años atrás, Rocío está sumergida en el alcohol. Debido a todo lo ocurrido en el pasado, Leonardo y Rocío han tenido que cambiar sus identidades, llamándose ahora Andrés Benavente y Ana Merino respectivamente. A causa de los disparos recibidos por Tomás hace 30 años, la condición de salud de Leonardo ha empeorado y éste se encuentra agonizando en su cama, aunque no pierde el tiempo para reclamarle a Rocío el que aun no haya podido olvidar el pasado, además le dice, que más que por Benjamín, él cree que ella sufre porque aún ama a Tomás y nunca pudo ser feliz a su lado. Por su parte, Martina, le jura a su padre que si encuentra al culpable de la condición de su padre, lo hará pagar.

Mientras en Chile, todos han hecho su vida normal: Agustina (Catalina Guerra) ha mantenido una relación con Ricardo (Remigio Remedy), con quien ha criado a la hija que tuvo con Marco, Olivia Tapia (Carmen Zabala), quien se ha convertido en la joven chef del restaurante; ella además, muestra un interés amoroso hacía su padrastro, Ricardo. Tomás (Cristián Campos) lleva 10 años de relación con Julieta (Javiera Díaz de Valdés), pero ha declarado su intención de no casarse con ella. Tomás, además, vive con su hijo Benjamín (Gabriel Urzúa), quien no ha visto a su madre en años, por quien solo siente un odio profundo y no está dispuesto a perdonarla debido a todo lo mal que le ha hablado Tomás de ella, haciéndolo pensar que fue ella quien lo abandonó por cuenta propia, sin que Benjamín sospeche que él y Agustina fueron quienes la obligaron a hacerlo, siendo la última vez que ella se comunicó con él en su cumpleaños nº 15. Entretanto, Benjamín se siente complicado al ver a su padre con Julieta, ya que está muy enamorado de ella.

Por su parte, Samanta (Alejandra Fosalba), ha dejado definitivamente atrás su antigua vida, comenzando un emprendimiento en repostería y lleva una vida de casada con Diego (Felipe Castro), compartiendo además, casa con su suegra Leticia (Maricarmen Arrigorriaga), con quien se lleva muy mal debido a que la anciana mujer no pierde el tiempo en recordarle constantemente a la repostera su antigua vida como prostituta. Sin embargo, ella lleva una doble vida, debido a que le es infiel a Diego con Ricardo, quien a su vez le es infiel a Agustina. Pero todo cambiará para Samanta cuando aparezca en su vida Gaspar (Cristián Arriagada), el hermano mellizo de Julieta con quien la joven ha mantenido contacto todos estos años. Al principio, Gaspar, quien llega a Santiago a vivir junto a su esposa Natalia (Constanza Araya), solo siente desprecio por su madre biológica al pensar que ella lo abandonó, cuando en verdad él fue dado en adopción por Gracia, la madre de Samanta, quien siempre pensó que murió al nacer. Sin embargo, tras conocerla con el tiempo, comienza a tomarle cariño al ver que no fue ella quien lo abandonó.

Por otro lado, Cristóbal (Matías Oviedo), ha sido criado durante todos estos años por su abuela María Luisa (Cecilia Cucurella), quien hace una clara distinción entre él y su nieta Olivia; lo cual provoca que esta por su lado, se sienta rechazada por su abuela. Cristóbal es miembro de una banda que toca recurrentemente en el restaurante y es dueño además de una tienda de tatuajes; trae consigo una actitud demasiado egoísta y narcisista, pero también impulsivo e irascible ya que cuando se enfurece es incapaz de controlar su ira, demostrando la crianza que le dio Marco y lo que Leonardo ha influenciado en él, aunque también algo de su actitud parece ser heredada de Agustina, pero en el fondo su actitud prepotente es solo un mecanismo de defensa para esconder su vulnerabilidad y fragilidad emocional, la cual fue gatillada desde muy temprana edad marcada por su secuestro orquestado por Leonardo y el abandono que sintió tras la muerte de Marco sumado a la ira y el odio que ha ido acumulando todos estos años. Cristóbal ha mantenido contacto en secreto con Leonardo, durante todos estos años, quien le ha enseñado todo lo que sabe. Sin embargo, nadie sabe de este vínculo con Leonardo, sino con un tal "Andrés Benavente" (siendo Cristóbal el único en el pasaje que sabe que Leonardo no murió como todos pensaban). Además, no lleva una buena relación con su hermano Benjamín debido a sus diferentes personalidades. Con quien tampoco lleva una buena relación, es con Ricardo, al cual detesta desde la muerte de Marco años atrás, debido a que en un inicio, creyó que él lo había matado, pero luego, rechazaba que este tuviera una relación con su madre Agustina, ya que no quería que ocupara el lugar que había dejado su padre. Esta mala relación no ha cambiado ni con el paso de 25 años.

Llega el día en que Leonardo fallece, al no poder aguantar más. Martina queda intrigada cuando se entera que su padre se comunicaba con Cristóbal Valencia, un misterioso joven de Chile que apreciaba mucho a su progenitor, coincidiendo su muerte con el cumpleaños del joven músico y tatuador, por lo que ella decide viajar al país sudamericano a escondidas de su madre para investigar todo sobre Cristóbal y la relación que este llevaba con su difunto padre, además de la vida que llevaban sus padres en Chile, a quienes toda su vida ha conocido por sus nombres de Andrés Benavente y Ana Merino; lograría llegar al lugar con la ayuda de su amiga Alba (Julia Ibarz), disfrazando esta escapada por una ida a la playa de ambas amigas. Es ahí donde Martina se entera de que el verdadero nombre de su padre es Leonardo San Martín, un ex detective y un muy buscado criminal presuntamente muerto hace 25 años. A pesar de que Martina siente una gran decepción al sentir su vida como una mentira, ella aun así sigue sintiendo un cariño y gran admiración por su padre. También conocerá a todos en el pasaje donde vive Cristóbal, de quien se termina enamorando. Incluso conocerá a Tomás, el hombre que se acaba de enterar que le disparó a su padre y le provocó su condición que fue empeorando con el tiempo, sintiendo solo odio por él y manteniendo su juramento de hacerlo pagar. Ahí también se entera de la existencia de "Rocío Verdugo", la mujer que se alió con Leonardo San Martín para encarcelar a Eliana, y que debido a eso ahora su nombre está prohibido de ser mencionado en el pasaje, aunque solo sabe que es la hermana de Agustina y la madre que abandonó a Benjamín.

Mientras, en España, cuando Rocío descubre que Martina viajó a Chile a sus espaldas, se dispone a investigar sobre lo que hacía Leonardo a escondidas de ella y Martina, descubriendo así que él nunca dejó de investigar a las personas que tanto considera le hicieron daño, además de saber del vínculo secreto que él y Cristóbal mantuvieron desde que era un niño y de todas las cosas que le enseñó. Es por esto que Rocío decide dejar atrás su vida en España y decidirá también viajar a su país de origen, ya que tras varios años los cargos que presentaron Tomás y Agustina en su contra para evitar su regreso ya están prescritos. En Chile, gracias a un detective y alumno de Leonardo, Santiago Barahona (Víctor Montero), Rocío descubre que no solo Tomás y Agustina testificaron en su contra para presentar dichos cargos, sino que también María Luisa, Ricardo, Samanta, Julieta y Diego. Santiago le pasa un pendrive con los testimonios, en los cuales se le acusó a Rocío de ser cómplice de Eliana y Leonardo en algunos crímenes como el secuestro de María Luisa y el secuestro de Agustina cuando tuvo a Tomasito, y también fue inculpada por Diego y Julieta por las muertes de Gabriel y Félix. La traición de Diego fue la que más le dolió a Rocío, ya que él le había prometido protegerla siempre.

Por esto, Rocío decidirá hacer justicia contra aquellas personas que mintieron en aquellos testimonios para evitar que ella se volviera a acercar a su hijo Benjamín, la principal razón de su regreso a Chile. Esto impactará a todos, en especial a Tomás y Agustina, quienes estarán dispuestos a todo con tal de alejar a Rocío de sus vidas para siempre. Sin embargo, Rocío estará dispuesta a todo para acercarse a Benjamín, aunque sea como Ana Merino sin que él sepa quien es ella en verdad, declarando que será su madre en las sombras, sin importarle dañar a quien se interponga en su camino. Para ello hace un acuerdo con Tomás, Agustina y María Luisa: a cambio de que ella se acerque a su hijo sin saber quién es ella en verdad, ella no revela nada de lo que ellos hicieron para alejarla de él. Sin embargo, por mucho que el odio que se tengan Rocío y Tomás sea mutuo, aun cuando no lo quieran admitir, ellos aún sienten cosas el uno por el otro, lo que podría complicar tanto los planes de Rocío como la relación que Tomás tiene con Julieta, quien está completamente enloquecida y obsesionada por él. Pero por su parte, Agustina no está dispuesta a ceder, ya que solo siente odio por su hermana, considerando que todas sus desgracias han ocurrido desde el día en que ambas se conocieron.

Finalmente, en medio de su investigación, luego de saber que su padre era Leonardo San Martín, Martina se entera de las hazañas de Rocío Verdugo y por qué su nombre es prohibido de ser mencionado. Por medio de Cristóbal, se entera de que Rocío fue la responsable de meter en la cárcel a Eliana, pero que para ello se tuvo que aliar con Leonardo San Martín, quien les hizo mucho daño a todos los habitantes del pasaje, razón por la cual desterraron a Rocío, pero aún así, Cristóbal considera que Rocío los salvó a todos. Cuando Martina es sorprendida por su madre investigando a la susodicha Rocío, se entera de la gran verdad oculta: su madre, a quien conoció toda su vida como Ana Merino, es la famosa Rocío Verdugo. Martina al principio se siente destrozada porque toda su vida vivió una mentira, enterándose además de que Benjamín es su hermano. Sin embargo, Rocío le explica por qué tuvo que cambiarse su identidad, comenzando hace 25 años, cuando se descubrió el vínculo que tuvo ella con Leonardo San Martín para encarcelar a Eliana, y que esa fue la razón por la que Tomás y Agustina la obligaron a abandonar a Benjamín, coludidos con María Luisa, Diego, Ricardo, Samanta y Julieta. También le cuenta todo lo sucedido durante toda su vida: cómo nacieron ella y su hermana producto de la relación de su madre Laura Flores y Pedro Mackenna, cómo Laura vendió a su hermana Rosita al matrimonio de Rodolfo Mackenna y María Luisa Guzmán, cómo se reencontraron ambas hermanas y supieron la verdad, y cómo fue que Leonardo San Martín entró a sus vidas. Incluso le cuenta de las fechorías que cometió Agustina, como cambiarse el rostro y atropellar a su madre biológica, diciéndole además a Martina que desde el regreso de Agustina como Amelia Rivera, se desató el caos. Martina al fin entiende por qué Rocío se alejaba y vivía amargada y sumergida en el alcohol, que además se entera de que su madre nunca se enamoró de Leonardo, sino que para él fue un apoyo, por lo que le promete a su madre que la ayudará a recuperar el lugar que le corresponde.

Mientras todo esto ocurre, Eliana (Mabel Farías) continúa en la cárcel tras los 7 asesinatos que cometió. Sin embargo, a pesar de haber sido condenada a presidio perpetuo, ella está apelando a su libertad condicional, la que podría estar más cerca de lo que cree tras haber mostrado buena conducta. Aunque se muestra arrepentida de todos los actos que ha cometido, en verdad solo está fingiendo arrepentimiento para poder salir de la cárcel lo más pronto posible. Pues ella no ha olvidado que fue Rocío quien la encarceló y una vez fuera de la cárcel, planea vengarse de ella, habiéndose enterado que ella está de regreso en Chile y de toda la vida que ella hizo en España, planeando así poner a sus hijos en contra de ella para así destruirla, planes entre los cuales está el revelarle a Benjamín sobre la verdadera identidad de "Ana Merino". Esta presunta libertad de Eliana complica a Cristóbal, ya que él solo siente odio por ella por haber matado a su padre, por lo que él jura que no responderá de sus actos si sale en libertad. Lo mismo Rocío, quien considerará que cometió el peor error de su vida al haberla dejado vivir para que pague por sus crímenes, por lo que jura que esta vez la matará sin mostrar ningún tipo de compasión de ella para proteger a sus hijos de aquella peligrosa criminal. Sin embargo, Eliana no ejecutará sus planes sola, sino que cuenta con un gran aliado: Mateo Valdés (Cristián Carvajal), quien resulta ser su hijo, el cual tuvo producto de un affaire que tuvo con Samuel cuando eran jóvenes.

Mientras, Ricardo tiene una crisis en su relación con Agustina, debido a una insinuación que hace pensar que Ricardo abusó de Olivia. Tras esto, Ricardo se va a un hotel, donde es enfrentado por Samanta, Diego y Agustina. En su discusión con Diego, Ricardo amenaza a Diego con contarle a Samanta que él la violó. En su discusión con Agustina, ella lo empuja haciendo que se golpee en la cabeza. Olivia es citada al hotel para encontrarse con Ricardo, a quien encuentra moribundo y malherido. Ricardo le declara que todo es culpa de ella y que va a pagar por todo, posterior a lo cual muere. Olivia le pide ayuda a Cristóbal y Martina, esta última quien le confirma que Ricardo está muerto y que alguien lo asesinó. Debido a que estuvieron con él momentos antes de morir, Agustina, Diego y Samanta son los principales sospechosos. Sin embargo, en medio de la investigación ejecutada por Rocío y Martina, el autor del crimen es claro: ninguno de los tres asesinó a Ricardo. El asesino de Ricardo es ajeno a ellos, y resulta ser Leticia. Cuando Rocío le informa a Diego, él interroga a su madre, quien le confirma que lo hizo ya que él le había revelado que Ricardo ya sabía que fue él quien violó a Samanta, por lo que Leticia decidió matarlo para proteger su secreto. Sin embargo, Leticia tiene miedo de que la metan a la cárcel y que Rocío la denuncie.

Sin embargo, en medio de esto, Rocío logra encontrar el dinero que le robó Eliana, luego de que momentos antes, se reuniera con Ricardo, quien le dijo que Eliana le pidió guardar en una bodega todo lo suyo. Cuando Martina y Rocío lo encuentran, son seguidos por Santiago, ya que él es cómplice de Eliana a quien le informaba de todo lo que sucedía con Rocío y de la vida que hizo en España. Santiago amenaza a Martina con matarla, pero son encontrados por Cristóbal, haciendo que lo aten de manos y pies. Rocío declara su intención de matarlo por haber amenazado a su hija con un arma, por lo que ejecuta su primer asesinato, tras saber que es cómplice de la mujer. Esta muerte la aprovecha Rocío para inculparlo a él de la muerte de Ricardo, ya que le pide a Diego el cuchillo con el que Leticia mató a Ricardo. Con esto, también Rocío incendia la bodega con el cuerpo de Santiago adentro para borrar toda evidencia.

El caos explota cuando se celebran los funerales de Ricardo, debido a que Eliana obtiene un permiso especial para asistir a ellos. Esto provoca la ira de Agustina, Tomás y María Luisa, tras todos los crímenes que ella cometió. Sin embargo, el único que no muestra nada de ira es Benjamín, ya que solo poseía buenos recuerdos de Eliana.

Luego de la salida de Eliana de la cárcel, Benjamín la acoge en su casa, pero es echada del pasaje por todos los habitantes. Sin embargo, Rocío la acoge y la lleva a un motel. Ahí, Eliana le promete a Rocío no decir nada a cambio de que ella la mantenga y pague su estadía en ese motel, a lo que Rocío acepta. Sin embargo, ambas tienen intenciones ocultas: Eliana, por su parte, quiere ejecutar su plan de manipular y dañar a los hijos de Rocío para así hundirla, sabiendo que Benjamín es su mayor debilidad; por su parte, Rocío tiene la intención de matar a Eliana, sin arrepentimientos esta vez. A espaldas de Rocío, Martina visita a Eliana, quien la manipula, diciéndole que Rocío es una mujer muy manipuladora que es capaz de eliminar a quien se interponga en su camino. Esto provoca grandes discusiones entre Martina y Rocío, cuya relación ya se veía deteriorada debido a que Rocío tiene una relación con Tomás, a quien Martina odia por ser quien le disparó a su papá hace más de 30 años, cuyo daño provocado por los disparos le provocó su reciente muerte. Estas discusiones, sumado a las extrañas actitudes de Tomás y "Ana", provocan mucha confusión en Benjamín.

Por su parte Natalia se entera de una verdad, escuchando una discusión entre Diego y Leticia y se la cuenta a Gaspar: Diego es en verdad el hombre que violó a Samanta cuando apenas tenía 14 años. Luego de que Gaspar se lo cuenta a Samanta, Diego y Leticia son echados de la casa, donde se quedan solos Gaspar, Samanta y Natalia. Sin embargo, el matrimonio entre Gaspar y Natalia se deteriora cuando Gaspar planea quedarse con el buffet y la casa, y todo empeora cuando Natalia descubre que Gaspar le es infiel con Martina. Esto por boca de Cristóbal, quien estaba despechado por eso. A su vez, Natalia también le es infiel con Cristóbal, con quien comienza una relación.

Mientras todo esto ocurre, Benjamín decide ir a ver a Eliana, quien aprovechándose de la confusión del joven médico, decide contarle una gran verdad oculta: Martina es su hermana y, por ende, "Ana Merino" es Rocío Verdugo, su madre. Esta confesión le trae mucho dolor a Benjamín, quien, si bien odiaba a su madre por haberlo abandonado, ahora siente más odio que nunca hacia ella por haberle mentido. Mientras en la casa lo esperan Rocío y Tomás, quienes están decididos a decirle la verdad a Benjamín, decidiendo al fin contarle la verdad para evitar que alguien se les adelante, principalmente, las personas que odian a Rocío, como Julieta, Agustina o Eliana, sin sospechar que esta última ya lo hizo. Cuando Benjamín llega, deja entrever su odio profundo hacia su madre, ya que sabe toda la verdad y la echa de su casa, declarando que él jamás la aceptará como madre. Posteriormente, Benjamín va al departamento de Martina, en donde también se encuentran Olivia y Mateo, solo para hablar con ella y revelarle que ya sabe que ambos son hermanos. En dicha conversación, Benjamín deja clara su decisión de no perdonar jamás a su madre, pase lo que pase.

Entre tanto, Rocío, muy dolida, al saber que fue Eliana quien le dijo toda la verdad, decide ir a verla para matarla, esta vez, sin mostrar ningún tipo de compasión. Cuando Diego no puede detenerla, va a advertírselo a Tomás, quien a su vez llama a Martina para que sepa la ubicación del motel donde se está hospedando Eliana. Sin embargo, Martina decide detener a Rocío, en compañía de Benjamín, Olivia y Mateo. Entretanto, Rocío llega al motel y sorprende a Eliana, celebrando su victoria. Sin embargo, Rocío comienza a estrangularla para así asesinarla, pero no lo hace, pues le exige saber qué le dijo Eliana a Benjamín. Sin embargo, Rocío, harta de las intrigas de la otrora asesina en serie, la decide atar y amordazar y declara su intención de matarla, pero le dice que nadie la llevará presa por matarla, pues no cometerá errores de principiante, a diferencia de la antigua asesina en serie. En eso, la golpea con la empuñadura del revólver para desmayarla y la mete en un saco. Sin embargo, cuando Rocío pone el saco en su auto, es sorprendida por Martina, Olivia, Benjamín y Mateo, quienes exigen ver qué tiene en ese saco. Descubren que tiene a Eliana ahí, inmóvil, temiendo que Rocío se haya acriminado con ella. Sin embargo, logran despertarla, ya que solo estaba inconsciente. Benjamín, con el odio hacia su madre cada vez más fuerte por este hecho, decide denunciar a la policía, pero es convencido por Martina de no hacerlo. Sin embargo, él declara su intención de hacer que Rocío pague por lo que estuvo a punto de hacer contra la mujer que él considera como su figura materna. El alejamiento entre Martina y Rocío se hace cada vez más fuerte, debido a que Martina considera que nada justifica lo que su madre estuvo a punto de hacer. Aunque Rocío le enrostra a Martina que ella no piensa lo mismo de su padre. justificando todo lo que él hizo y las personas que mató, la joven criminóloga insiste en justificar a su padre, diciendo que todo lo que él hizo fue por amor, sorprendiendo a Rocío.

Tomás llega para tranquilizar a Rocío, quien se da cuenta de que lo que estuvo a punto de hacer alejó a sus hijos cada vez más de ella. Posteriormente, luego de que Eliana es atendida en la clínica, Benjamín decide llevársela a vivir a su casa. Mientras, en el Pasaje, Cristóbal tiene una fuerte discusión con María Luisa, ya que ella se entera de que él sabe que Ana Merino es Rocío Verdugo y, por su parte, Cristóbal se entera por boca de María Luisa que Benjamín ya sabe esa misma verdad oculta y que fue Eliana quien se la dijo. Esa fuerte discusión, causada por la ira de Cristóbal y su profundo odio hacia Eliana, hace que María Luisa experimente un infarto, por el cual se la llevan a la clínica.

En el pasaje, Rocío habla con Diego sobre lo que estuvo a punto de hacer. Diego le dice que lo mejor que puede ella hacer es irse del país tras este grave incidente. Sin embargo, Rocío le dice que no piensa hacerlo, ya que asegura que no la llevarán presa, debido a que quien intentó matar a Eliana no fue Rocío Verdugo, sino "Ana Merino". Ella le dice que la única manera de recuperar a sus hijos y aquella vida que le corresponde es que ella recupere su identidad, enterrando así a Ana Merino, por lo que le pide ayuda a Diego para hacerlo. Rocío entonces decide irse a Buenos Aires, donde permanecería escondida hasta que sus papeles estén en regla para recuperar su identidad, todo gestionado por Diego, sin haber dejado que Tomás la siguiera luego de que Benjamín lo echara de su casa, debido a que él llevó a Eliana a vivir a su casa.

Posteriormente, hay una noticia de un accidente automovilístico muy grave, donde encuentran las pertenencias de Ana Merino, haciendo que todos en el pasaje piensen que Rocío ha muerto. Esta noticia angustia demasiado a Tomás, Agustina (quien aunque no quiere admitirlo, sufre por la supuesta muerte de su hermana) y Martina, pero no a Benjamín, quien no siente ni una pizca de dolor. De hecho, piensa que la muerte de Rocío fue lo mejor que pudo haber ocurrido para todos en el pasaje, debido al pasado horroroso que ella representaba. Sin embargo, Rocío está escondida en un hotel esperando instrucciones de Diego, quien le dice que ella no se debe comunicar ni con Martina ni con Tomás hasta que los trámites se hayan hecho. El no saber nada de Rocío angustia a Tomás, debido a que esto le recuerda al accidente donde se dio por muerto a Cristóbal. Sin embargo, Rocío llama a Tomás para decirle que ella está viva y que volverá pronto, pero que no puede decirle nada de lo que está haciendo porque Diego se lo pidió. Es así como Tomás decide enfrentar al abogado, quien le revela el plan que tiene Rocío para recuperar a Benjamín. Eliana escucha esto, escondida, confirmando así sus sospechas de que todo es un montaje, basándose en que son los mismos montajes que hacía Leonardo hace mucho tiempo cuando tenía que huir y cambiar su identidad, y le pide a su hijo Mateo que averigüe dónde Rocío escondió la plata que ella robó.

Cristóbal le pide a María Luisa que le diga qué es lo que le pidió Rocío que hiciera por ella. Es así como María Luisa les revela que Rocío le pidió que guardara ese dinero, el cual Rocío tiene la intención de dejárselo como herencia a Benjamín y Martina. Sin embargo, Mateo escucha todo esto y se lo informa a Eliana. Mientras, Cristóbal decide tomar ese dinero y esconderlo en su taller de tatuajes, donde también encuentra un revólver, el cual contiene las iniciales de Leonardo San Martín, debido a que fue él quien se lo regaló. Con ese mismo revólver, Cristóbal tiene pensado matar a Eliana. Tomás, por su parte, se va al departamento de Martina, donde se quedará hasta encontrar algo mejor, debido a que no está dispuesto a volver a vivir bajo el mismo techo que Eliana. En eso, encuentra entre las pertenencias de Martina papeles y fotos de Leonardo San Martin, desencadenando en él muy malos recuerdos, por lo que él decide irse y no quedarse ahí y se va a vivir a la casa de Agustina, advirtiéndole a Olivia que se aleje lo más pronto que pueda del departamento de Martina.

Mientras tanto, luego de que Eliana le dijera a Benjamín que él debe vivir su vida a su manera, él decide pedirle matrimonio a Julieta, quien decide aceptar, a pesar de que ella no lo ame en verdad. Pues ella aceptó tanto tener una relación con él como su propuesta de matrimonio con el solo fin de tener cerca a Tomás y así recuperarlo. Él no está dispuesto a aceptar a Julieta como esposa de su hijo, ya que ella no está bien psicológicamente, pero ella le ha propuesto que, a cambio de dejar a Benjamín, él debe volver con ella, lo que Tomás no está dispuesto a hacer.

Mientras prepara una comida con Benjamín y Martina, Eliana va a ver a Mateo, quien le dice que sabe dónde está la plata. Sin embargo, Eliana le dice que deben esperar el momento para atacar, debido a que ella y Cristóbal tienen al mismo maestro: Leonardo San Martín, quien les enseñó eso. Por esa misma razón, Cristóbal aún no la ha matado y que por no haber aplicado esa enseñanza con sus víctimas, ella terminó en la cárcel 25 años. Así, también Eliana le revela a Mateo que quiere recuperar esa plata para poder ser la dueña absoluta del restaurante y el Pasaje Nueva Esperanza para vengarse de todos sus habitantes. Así es como Mateo y Eliana hacen este acuerdo para así esperar el momento adecuado para ejecutar su venganza.

Cuando Martina recibe más de una señal de que su madre está viva, ella decide aceptar la propuesta de Benjamín de vivir con él, ya que le promete a su madre cuidar de su hermano. Mientras, llega un muy esperado día para Cristóbal, empezando a enviar anónimos a Eliana sobre que su fin está cerca, sin embargo, ella piensa que es Rocío quien le envía esos anónimos, ya que sospecha que Rocío fingió su muerte para matarla desde las sombras. Cristóbal le revela a su abuela que al día siguiente le darán el alta, por lo que esa misma noche, en el pasaje todos se reúnen en la picada en una cena para organizarle una fiesta de bienvenida a María Luisa. Benjamín convence a Eliana de ir a esa cena, aun si esto les incomode a sus familiares. Mientras tanto, en Argentina, Rocío recibe los esperados papeles para poder regresar a Chile con su antigua identidad.

Cuando Eliana se dirige a la picada, unos hombres con pasamontañas se la llevan a un claro. Ahí, Eliana les pregunta si acaso Rocío los envió y se pone a llamar su nombre. Sin embargo, grande es su sorpresa al ver que quien la llevó a ese lugar es Cristóbal, quien le recuerda que en ese mismo día, hace 26 años y en ese mismo lugar, ella mató a su padre Marco y que él ha esperado este momento para ajustar cuentas, ya que Leonardo le enseñó a ser paciente y a esperar el momento preciso. Cristóbal entonces saca la pistola que le regaló Leonardo. Eliana le dice que él cometerá un grave error si la mata, pero a Cristóbal no le importa. En eso, Cristóbal decide propinarle los mismos 4 disparos que Eliana le propinó a Marco.

Mientras esto ocurre, terminada la organización, Benjamín, Martina, Olivia, Julieta y Mateo se van a la casa del primero para celebrar una fiesta íntima. Sin embargo, Mateo y Benjamín se preocupan por Eliana. Bajo su preocupación, Mateo se va de ahí al no saber nada de ella y aprovecha que la ubicación de Eliana está activada en su celular y llega ahí, justo cuando Cristóbal le propina el último disparo a Eliana. Mateo, muy destruido, va hacia donde su madre cuando Cristóbal se va. Cuando Eliana está en su lecho de muerte, Mateo se dispone a llamar a la ambulancia, pero ella se lo impide porque ya es demasiado tarde. En su lecho de muerte, Eliana le dice que todo lo de ella es suyo y le hace prometer a Mateo que él vengará su muerte, dándole a Cristóbal por donde más le duela. Es así como Eliana muere en los brazos de su hijo, con Cristóbal satisfecho por haberla matado y haber cumplido con su venganza.

Al día siguiente, Martina y Cristóbal se encuentran y comparten unas palabras, donde ambos dejan entrever que aún hay sentimientos entre ambos, pero Cristóbal admite que al lado de Martina siempre pierde el control. Posteriormente, todo es felicidad en el pasaje Nueva Esperanza con el regreso de María Luisa. Luego del brindis de Olivia, llega una entrega especial al pasaje, que resulta ser una caja de cristal adentro de la cual está el cuerpo de Eliana, en una posición como si estuviera crucificada. Junto con esa caja, hay un sobre negro con un papel que dice "Uno de ustedes es mi asesino". Esto causa el impacto de todos los habitantes del pasaje. Este hecho coincide con el regreso de Rocío, en quien las miradas se fijan, no solo porque la creen como la responsable de la muerte de Eliana, sino porque todos en el Pasaje (a excepción de Martina, Tomás y Diego) la creyeron muerta tras el supuesto accidente de "Ana Merino".

7ma etapa

La muerte de Eliana a manos de Cristóbal comienza a desencadenar una serie de desafortunados eventos. Pues Mateo, hijo de Eliana, comienza a ejecutar su venganza contra Cristóbal, enviando al pasaje el cadáver de Eliana en una caja de cristal y en una posición simulando una crucifixión. Todo esto ocurre durante la fiesta de bienvenida de María Luisa, quien había sufrido un infarto, pero fue dada de alta. Justo en ese momento, llega Rocío, quien había ejecutado un plan junto a Diego para poder volver al país bajo su verdadera identidad, enterrando así a "Ana Merino". La muerte de Eliana descoloca a Benjamín, ya que él piensa que fue Rocío quien la asesinó, debido a que la sorprendió una vez a punto de hacerlo. Esto aumenta aún más el odio de él hacia su propia madre. Quienes creen en su inocencia son Tomás, Martina y Diego, a quienes ella asegura que ella no mató a Eliana, aun si ganas no le faltaran. En tanto, María Luisa queda con un shock postraumático tras ver el cadáver de la asesina en serie en el pasaje.

Sin embargo, las sospechas de Martina y Rocío recaen sobre Cristóbal, ya que él alguna vez declaró su intención de asesinarla. Sin embargo, Cristóbal lo niega, debido a las enseñanzas de Leonardo de no exponerse. La policía pronto llega para abrir una investigación por el asesinato de Eliana, pero sobre todo Rocío queda como la principal sospechosa tras una denuncia impuesta por Benjamín, denuncia que ella logra eludir, debido a que ella tiene pruebas de que al momento de la muerte de Eliana, ella no estaba en Chile.

Mateo por su parte, comienza a ejecutar su venganza contra Cristóbal. Como su madre Eliana le hizo prometer en su lecho de muerte, lo haría dándole donde más le duele. Comienza con atropellar a Martina, quien queda en estado vegetal, sabiendo que ella es el gran amor de Cristóbal. También secuestrando a María Luisa, a quien Cristóbal un día saca a pasear, debido a lo unidos que son y que María Luisa lo ha cuidado como una madre. Por último, una vez Mateo termine con todos los habitantes del Pasaje Nueva Esperanza, planea quedarse con todo, una vez recupere el dinero que Rocío le robó a Eliana, y para lograr esto planea casarse con Olivia para que así se convierta legalmente en heredero de las propiedades del pasaje una vez María Luisa fallezca dada su condición cardiaca, tal como su madre Eliana lo hubiese querido. Sin embargo, su plan tiene una ligera modificación cuando él mata por accidente a María Luisa, empujándola desde el segundo piso de la cabaña, pues, aunque no era su plan original, lo aprovecha para hacerle daño a Cristóbal.

Pero en esta tarea, Mateo no estará solo, ya que cuenta con una gran cantidad de aliados. Sobre todo contará con la ayuda de Antonia Correa (Susana Hidalgo), su ex pareja, una psicóloga que entrará a las vidas de los habitantes del pasaje Nueva Esperanza, donde tratará a Cristóbal y Olivia luego del secuestro y muerte de su abuela, con el solo fin de sacar verdades ocultas a favor de Mateo para su venganza. También cuenta con la ayuda de Gaspar, a quien conoce desde su infancia y mantienen una relación romántica oculta desde que eran jóvenes, siendo además la persona que lo ayudó a enviar el cuerpo de Eliana al pasaje, orquestó el atropello de Martina y lo ayudó a enviar el cuerpo de María Luisa, todo para hacer sufrir a Cristóbal, ya que Gaspar también lo odia y a cambio de su ayuda Mateo le asegura que hará sufrir a Diego para que pague por haber abusado de Samanta.

Mientras tanto, Rocío se reconcilia con Martina y tiene un gran objetivo: recuperar el amor de Benjamín, aun si esto se ve imposibilitado, ya que, luego de que Benjamín supiera que ella es su madre por boca de Eliana, él la odia ciegamente y ha jurado hacer que Rocío pague por haber intentado matar a Eliana una vez y al creerla la autora de su muerte, desconociendo que fue su propio hermano quien lo hizo, vengando la muerte de Marco. Sin embargo, por el momento, Rocío pospone el recuperar a su hijo para protegerlo, debido a que comienza a investigar sobre extraños sucesos que han ocurrido, dispuesta a descubrir quién está detrás de la muerte de Eliana y quién está detrás de los extraños sucesos tras su muerte, como la exhibición del cadáver de su enemiga mortal y el atropello a su hija Martina. También comienza a reconciliarse con su hermana Agustina, luego de que ella mostrara compasión de ella tras el atropello de Martina, dejando así atrás los rencores del pasado. Sin embargo, la situación de Rocío se repite, ya que, igual que 26 años atrás, ella intenta advertirles a Tomás y Agustina del peligro que los acecha, ya que todo se está originando por la muerte de Eliana, pero ellos se niegan a creerle porque no tiene pruebas de que así sea. Pero las muertes y secuestros van acompañadas de envíos de orquídeas, recordando que es lo mismo que hacía Leonardo bajo su alias de "El Santo".

Por su parte, Samanta ha decidido perdonar a Diego por haberla violado y han vuelto a vivir juntos intentando reconciliarse, situación que le desagrada por completo a Gaspar ya que no siente nada más que odio hacia Diego. Como tal, decide irse de su casa ya que no soporta la idea de vivir bajo el mismo techo con el hombre que violó a su madre. Es así como, cuando Diego descubre los planes de Gaspar, éste orquesta un accidente automovilístico del cual Diego sería víctima fatal, ya sea para evitar ser descubierto como para hacerlo pagar por haber violado a su madre. Sin embargo, el plan sale mal cuando en dicho vehículo van Diego y Samanta, quienes mueren de manera inmediata. Esto destruye completamente a Gaspar, quien vive con ese remordimiento.

Mientras, Julieta sigue con sus planes de acercarse a Tomás, habiendo aceptado la propuesta de matrimonio de Benjamín. Pues Julieta no lo ha olvidado y está dispuesta a recuperarlo al precio que sea, demostrando claramente una obsesión por él, locura gatillada tras su trauma de hace 26 años tras la noche del incendio luego de la muerte de Gabriel y el secuestro de Leonardo, además de la reciente muerte de sus padres Samanta y Diego. Pero Julieta tiene todo a su favor. Pues Benjamín está ciegamente enamorado de ella, además de que él odia profundamente a su madre, por lo que, ante cualquier intento de Rocío por abrirle los ojos, Julieta se victimizará haciéndole creer que es Rocío quien está intentando separarlos, sabiendo que así Benjamín odiará a su madre más que nunca. Esto también hace sufrir a Tomás, ya que él sabe que Julieta solo está con su hijo para estar cerca de él y, al igual que Rocío, piensa que Julieta solo lo hará sufrir, pero ella lo chantajea con que solo dejará a Benjamín si él está dispuesto a volver con ella. Julieta está dispuesta a cometer cualquier locura con tal de que Tomás vuelve a ser suyo, declarando que o Tomás vuelve a ser suyo o no será de nadie. Por su parte, Natalia y Benjamín han formado una gran amistad. Sin embargo, Natalia no tarda en darse cuenta de que está profundamente enamorada de Benjamín, lo cual la complica debido a que él está ciegamente enamorado de Julieta. Sin embargo, todo se complica más para Rocío, Tomás y Natalia, debido a que, tras casarse, Julieta y Benjamín han declarado su intención de ser padres, embarazo que resultaría exitoso, debido a que Julieta congeló sus óvulos y lograría su objetivo por medio de inseminación artificial.

En medio de su investigación, Rocío confirma sus sospechas, cuando Cristóbal decide confirmarle que fue él quien mató a Eliana, ya que Rocío tiene en cuenta de que la muerte de María Luisa se conecta con la de Eliana y que la persona que está detrás de estos oscuros hechos está muy conectada con la otrora asesina en serie. Rocío, tras esto, decide protegerlo mientras investiga más sobre todo lo sucedido. Incluso, cuando Olivia encuentra entre las pertenencias el vestido que Eliana usó al momento de morir y una foto de Cristóbal con letras rojas que dice "Asesino" (todo esto orquestado por Mateo), Cristóbal decide confesarle a Agustina, Olivia y Tomás que fue él quien mató a Eliana, mientras Rocío se dispone a investigar quién está detrás de estos intrigantes hechos, mientras pide que nadie se entere jamás de este hecho. Mientras, Rocío recibe amenazas de "El Santo", quien resulta ser Mateo, sabiendo del pasado de Rocío y su conexión con este particular personaje que causó mucho revuelo hace 25 años.

En medio de su investigación, Rocío llega a la conclusión de que quien está provocando todas estas muertes es muy cercano a Eliana, por lo que va a la cárcel para averiguar si Eliana le reveló a sus amigas reclusas si tenía algún hijo. Sin embargo, éstas no son de ayuda debido a que Eliana les habló muy mal de Rocío, pero lo que sí le revelan es que Eliana tenía dos hijos. Pronto una de las reclusas recibe la visita de una misteriosa mujer: se trata de Catalina Sandoval (Francisca Gavilán), quien es una hija perdida de Eliana y, por ende, hermana de Mateo (sin saberlo). Catalina es detective de la policía de investigaciones, pero a diferencia de su hermano, ella no ve a su madre como víctima, sino como victimaria. Es así como, al enterarse de que Rocío la estaba buscando, la contacta. En principio, Rocío no confía en ella, pues piensa que es Catalina quien está detrás de todo, pero al ver lo distinta que es a su madre, ambas se alían para descubrir al otro hijo de Eliana. Pues Rocío le asegura que ya está cansada, por lo que necesita confiar en alguien. Catalina le asegura que, como él sabe todos los secretos del pasado de Rocío y los habitantes del pasaje, esa persona ya está en sus vidas.

Catalina, en tanto, leyendo el diario de Eliana, confirma más pistas: Eliana dio en adopción a su hijo en el lago Caburgua, mientras que a su hija se la arrebataron de sus brazos. Cuando se dispone a vivir en el pasaje para investigar más, descubre que Mateo, el prometido de Olivia, proviene de Caburgua, por lo que esto podría confirmar que él es su hermano. Aunque el deseo de Eliana era que ambos se reencontraran y se quisiesen como hermanos, Catalina no piensa así, debido a que, leyendo el diario de Eliana, descubre que ella confiaba ciegamente en Mateo para quedarse con todo lo que ella poseía, ya que Eliana le dejó un diario a Mateo, confirmando así su vínculo con el nuevo asesino en serie.

Mientras tanto, llegan también desde Caburgua otras dos personas al pasaje: Olga Céspedes (María Elena Duvauchelle) y Javier Cisternas (Ricardo Fernández). Olga es la mujer que ayudó al fallecido Alfonso Valdés (Jaime Azócar) en la crianza de Mateo, y está dispuesta a todo con tal de ayudar a Mateo a conseguir su venganza, pues Olga entró a la clínica y le inyectó a Martina una sustancia que supuestamente le provocaría la muerte. Javier, en tanto, no piensa como su madre, pues considera que Mateo le quitó a Olga y también a su antiguo amor, Antonia, por lo que está dispuesto a todo por hacer caer a Mateo. Cuando llega a Santiago por el matrimonio de Mateo con Olivia, conocerá a Martina, quien en su estado vegetativo le recordará a su antiguo amor quien murió tras estar largo tiempo en coma, por lo que se convierte en su fisioterapeuta para ayudarla a despertar, lo que pondría en peligro los planes de Mateo.

Sospechando de las intenciones de Mateo, para evitar que él se quede con las propiedades del pasaje, Rocío tiene la intención de comprárselas a Olivia, quien quedó como heredera de su abuela (por el testamento adulterado por Gaspar y Mateo). Sin embargo, Mateo tiene una jugada extra: para evitar que Olivia le venda las propiedades a su tía, le envía a Tomás un regalo bajo el alias de "El Santo", con unas orquídeas y con una foto donde aparece Rocío en compañía de Martina y de Leonardo San Martín, descubriendo así quién era en verdad "Andrés Benavente", lo cual lo descoloca, habiendo también un indicio de que Cristóbal sabía quién era Leonardo. Esto le provoca un infarto fulminante y nuevamente causa el profundo odio de Tomás hacia Rocío y de los habitantes del Pasaje, con Agustina y Benjamín culpando a Rocío del infarto que Tomás sufre, Agustina también culpa a Martina considerándola cómplice de esa mentira, aun cuando Cristóbal le dijera que Martina fue una víctima más de dicha mentira toda su vida. Mientras tanto, Julieta sufre y está desesperada por Tomás ya que no se imagina su vida sin él y por lo tanto no soportaría vivir sin Tomás y que muera producto de ese infarto.

Mientras esto sucede, Antonia decide eliminar a Martina para así quedarse con Cristóbal, por lo que va a su pieza e intenta asfixiarla con su almohada para matarla, pero justo en ese momento Martina despierta gritando del coma, lo que descoloca por completo a Antonia, justo en ese momento llegan Cristóbal y Rocío y ven que Martina ha despertado. Por otro lado, Javier al enterarse toma la decisión de ganarse la confianza de Martina y estar a su lado mientras la ayuda a recuperarse de su accidente. Mientras se recupera, Martina poco a poco va reconociendo a las personas a su alrededor, incluyendo a Rocío, a su vez, ella empieza a recordar los sucesos posteriores a su atropello como el intento de Olga por matarla injectándola un veneno y el intento de Antonia por asfixiarla, reaccionando violentamente ante esta última para sorpresa de todos.

Por su parte, Catalina, en medio de su investigación, descubre evidencia que revelan que Mateo es el culpable de los crímenes que han ocurrido en el Pasaje Nueva Esperanza tras la muerte de Eliana, entre ellos el secuestro y asesinato de María Luisa. También descubre que Gaspar es su cómplice y que juntos planificaron el atropello de Martina, el accidente que provocó la muerte de Diego y Samanta y el asesinato de Esteban, informante de Rocío, descubriendo además el informe que éste le había dejado antes de ser asesinado por Mateo. Con toda esta evidencia recopilada, se decide a confrontar a los culpables antes de decirle definitivamente a Rocío. Por lo que va hasta la oficina de Gaspar, quien se da cuenta que Catalina los ha estado investigando y le advierte a Mateo, y termina secuestrándolo.

Entre tanto, Mateo entra en desesperación al no saber el paradero de Gaspar, mientras le llega otra orquídea anónimamente, solo que esta vez el ramo tiene un color negro, lo que tiene un significado muy especial ya que Eliana le mencionó a Mateo que Leonardo tenía un significado para cada color de las orquídeas que enviaba, siendo el color negro la muerte. Catalina entonces empieza a dejarle pistas a Mateo para que éste la siga, llegado cierto punto Catalina lo lleva hasta la tumba de Eliana y ahí le deja una fotografía de Gaspar cautivo, cosa que descoloca a Mateo y jura que ella deseará no haber nacido.

Mientras tanto, Catalina le revela a Gaspar que sabe que Mateo es hijo de Eliana, revelándole además que ella también era su madre y, por lo tanto, Mateo es su hermano, también le menciona que Eliana quería que ambos se encontraran y compartieran juntos lo que Eliana poseía, incluyendo el dinero de Rocío, revelándole que ella fue la que se robó ese dinero y lo escondió, todo esto mientras que Mateo llega al lugar donde Catalina tiene cautivo a Gaspar. Este último intenta provocar a Catalina para que lo mate, cosa que ella accede diciendo que queria hacer las cosas bien. Pero justo cuando ella se disponía a matarlo, Mateo llega e irrumpe en el lugar y le da un certero disparo en el pecho provocando que Catalina comienze a desangrarse, tras lo cual Gaspar le revela que es su hermana lo que deja a Mateo sorprendido, mientras que Gaspar intenta convencerlo para que reciba atención médica pero ya es tarde y momentos después Catalina muere justo después de decirle a Mateo que le hubiera gustado tener más tiempo con él y a Gaspar que él lo ama. Tras la muerte de Catalina, Mateo, lleno de arrepentimiento por haber matado a su propia hermana, le dice a Gaspar que deben aprovechar esto como algo positivo y que ése sería el punto final de su venganza y le dice que usará a Cristóbal para culparlo de la muerte de su hermana. Es así como Mateo envía el cuerpo de Catalina al pasaje en la tienda de tatuajes de Cristóbal y con ayuda de Gaspar ambos colocan falsa evidencia en el departamento de Antonia convirtiéndolo en el presunto culpable de la muerte de Catalina y es llevado a prisión preventiva mientras se lleva a cabo una investigación en su contra.

Mientras, Benjamín tiene la intención de llevarse a vivir a Tomás una vez le den el alta, lo que ilusiona más a Julieta, ya que está logrando su objetivo de tenerlo cada vez más cerca, y mucho mejor luego de que Tomás y Rocío terminaran su relación después de que éste se enterara de la verdad sobre el padre de Martina. Es así como Julieta intentará todo por acercarse a él, sin ser descubierta. La felicidad de Julieta es tal que apenas Tomás es dado de alta le prepara una pieza especial para él y mientras este está descanzando entra e intenta besarlo, pero es sorprendida por Natalia.

Martina en cambio, va a visitar a Cristóbal a la cárcel y ahí ambos se reencuentran besándose en el lugar, esto genera celos en Antonia quien vio toda la escena, la situación empeora cuando Cristóbal le dice que su relación acaba ahí mismo. Totalmente devastada, Antonia accede a dejar el país tras ser amenazada por Gaspar y Mateo. Sin embargo, Gaspar en lugar de llevarla al aeropuerto la lleva a una bodega abandonada y allí le inyecta una sustancia que le provoca la muerte de manera inmediata y luego esconde su cuerpo en la bodega. Esto frustra la declaración que iba a hacer la psicóloga a favor de Cristóbal para liberarlo de la cárcel. Sin embargo, Javier contacta a Ignacia (Susana Hidalgo), hermana gemela de Antonia, una educadora de párvulos muy distinta a su hermana en personalidad, que sería clave en la investigación.

Mientras, Olivia sorprende a Mateo y Gaspar besándose. Muy impactada por esto, le cuenta a su madre, quien se toma muy mal esto. Esto llevaría a una separación entre Mateo y Olivia y concretar los planes de Mateo y Gaspar de huir juntos al sur habiendo completado su venganza contra Cristóbal. Sin embargo, estos planes se podrían ver turbados, ya que Olivia le anuncia a Mateo que ella está embarazada de él. Y es así, ya que Olivia lo hace elegir entre ella y Gaspar, con Mateo eligiendo a su esposa y al hijo que viene en camino.

Cuando hay un registro de un mensaje que le dejó Gaspar a Ignacia el día en que Antonia murió, las investigaciones llevan a Martina y Rocío a sospechar de Gaspar y que el presunto "hijo de Eliana" no existe, y que Gaspar siempre fue el aliado secreto de Eliana, por lo que sospechando, decide seguir a Gaspar el día en que supuestamente huiría al sur con Mateo. Ella lo sigue hasta el auto y lo apunta con un arma, con Gaspar sin mostrar miedo alguno. En un terreno baldío, Rocío enfrenta a Gaspar y lo hace confesar sus crímenes: Gaspar confiesa que fue él quien mató a Antonia, fue el responsable de la muerte de Samanta y Diego, además de culparse de los crímenes cometidos por Mateo, que incluyen las muertes de María Luisa y Catalina y se culpa de ser autor intelectual del atropello de Martina. Tras esta confesión, Gaspar aprovecha un descuido de Rocío para inyectarle la misma droga que usó para asesinar a Antonia. Tras esta inyección, Rocío queda inconsciente tras sufrir un infarto. Sin embargo, la ubicación del celular de Rocío estaba encendida por lo que Martina llega al lugar, justo a tiempo para ver a su madre debilitada.

Mientras tanto, Benjamín descubre al fin la verdad: Julieta está completamente obsesionada con Tomás y solo se casó con el médico y se embarazó para estar cerca de él. Esto hace recapacitar a Benjamín, luego de haber descalificado de manera agresiva a su madre cuando ésta intentaba advertirle que Julieta solo lo estaba utilizando para llegar a Tomás. Su padre, como víctima de los acosos de Julieta, y Natalia, como testigo de éstos, le confirman que Julieta está completamente enferma, pero le piden que no la exponga a situaciones que la pongan frágil, con el fin de proteger al bebé que viene en camino. Pronto, Benjamín se entera de que Rocío está grave en el hospital luego del ataque de Gaspar, por lo que se preocupa mucho de ella. Ahí, boca de Martina, se entera de que quien estuvo detrás de todos los crímenes es Gaspar y que estuvo coludido con Eliana. Rocío finalmente logra lo que estuvo buscando por mucho tiempo: el perdón de Benjamín, quien muy arrepentido por cómo la estuvo tratando todo ese tiempo le pide perdón y la reconoce finalmente como su madre, compartiendo un lindo momento madre e hijo, recuperando así el amor de Benjamín, lo que le quita Rocío esa culpa que ha estado cargando en sus hombros por tanto tiempo.

Mientras, se hace pública la denuncia en contra de Gaspar por homicidios, gracias a que Rocío lo grabó mientras lo enfrentaba. Pero Gaspar está por huir en una avioneta de la justicia. Mientras, Julieta y Leticia se enteran de todos los crímenes cometidos por el abogado, incluyendo la muerte de Diego y Samanta, cosa que Leticia se niega a creer. Todo esto también hace que Mateo comience a sentir remordimiento y culpa, dándose cuenta de todo lo que Gaspar es capaz de hacer por amor hacia él.

Gaspar logra huir, mientras todos están espectantes de la salud de Rocío. En tanto, al saber que Benjamín está preocupado por la salud de su madre, Julieta considera que esto sería un peligro para sus planes de conquistar a Tomás, por lo que decide ella misma ir al hospital para terminar lo que su hermano no pudo lograr: matar a Rocío. Es así como aprovecha que ella está dormida para interrumpir su tratamiento, inyectando una sustancia en el suero para así interrumpir el tratamiento. Sin embargo, es sorprendida por enfermeras y paramédicos y alcanzan a salvar la vida de la abogada. Debido a esto, Rocío entra en un coma profundo, aunque no fallece, debido a que alcanzaron a salvar su vida. Con esto, Tomás, Benjamín y Natalia ven que Julieta es un verdadero peligro. Sin embargo, deciden no denunciarla a la policía por el bien del hijo de Benjamín. Es más, Tomás piensa que lo mejor es hacerle creer a Julieta que se está volviendo a enamorar de ella y que ella está logrando su objetivo de reconquistarlo, para así mantenerla a raya hasta que nazca el bebé, o ella es capaz de hacerle daño.

Mientras, tras la confesión de Gaspar donde se culpa de todos los crímenes que cometió Mateo, Cristóbal al fin sale libre de los cargos por haber asesinado a Catalina. Por su parte, Gaspar comienza a hostigar y amedrentar a Olivia, mandándole llamadas anónimas y también enviándole anónimos a Ignacia, donde en un paquete envía una fotografía de Olivia, culpándola de la muerte de Antonia.

En medio de una visita de Cristóbal, Benjamín y Martina, Rocío ríe por unos chistes que Cristóbal cuenta, dando indicios de su despertar. Sin embargo, no son solo indicios, sino que Rocío logra despertar del coma provocado por Julieta. Rocío se ha recuperado. Cuando Tomás la va a ver junto a Agustina, le pide perdón por haberla insultado y haberle hecho lo que le hizo, declarando que después de muchos años se ha dado cuenta de que Rocío ha hecho todo lo que ha hecho por el bien de todos. Rocío declara que no tiene nada que perdonar. Es así como Rocío y Tomás retoman su relación, pero sigue el plan de Tomás de mantener a raya a Julieta. En medio de toda esta felicidad, Cristóbal le pide matrimonio a Martina, quien acepta.

6 meses después, Rocío se ha recuperado del todo y ha llegado el día del matrimonio entre Cristóbal y Martina. Sin embargo, Mateo tiene un as bajo la manga y es que ejecutará la fase final de su venganza. Cuando Cristóbal y Martina están por sellar su compromiso, llega Carabineros para detener a Cristóbal, debido a una denuncia en su contra por la muerte de Eliana. Martina y Olivia están muy impactadas por todo esto, mientras que oyen una conversación que Mateo sostiene con Gaspar, donde ambos se disponen a celebrar su triunfo sobre Cristóbal. En medio de este caos, Julieta mira a escondidas a Rocío y Tomás juntos y ella se dispone a hacer un escándalo cuando comienza a sentir contracciones, clara señal de que su hijo está por nacer. Al no llegar la ambulancia, Julieta está a punto de parir en medio del pasaje. Finalmente, nace el hijo de Julieta y Benjamín.

Martina, por su parte, continúa su investigación, y sigue sospechando de Mateo y de que su relación con Gaspar va más allá de lo romántico. Luego de la detención de Cristóbal, Martina logra espiar a Mateo con la ayuda de un investigador privado, Lucas (Ariel Mateluna) y descubre que un tal "Francisco Gutiérrez" era en verdad Gaspar, quien regresó tras haber huido de la justicia. Con una cámara escondida entre unas orquídeas negras, Martina espía a Mateo y Gaspar al interior de un departamento, donde descubre la gran verdad oculta que por meses se ha estado escondiendo: Mateo es hijo de Eliana Zapata y quien ha estado actuando bajo la identidad de "El Santo". Sospechando que Martina está detrás del envío de esas orquídeas, Mateo declara su intención de arreglar esto con Martina. Ambos también tienen la intención de secuestrar a Olivia hasta que nazca su hija Magdalena y luego deshacerse de ella para quedarse con su hija.

Es así como Martina actúa primero y se lleva a Olivia y la esconde en el buffet, y le revela el mayor secreto de Mateo. Pronto, con ayuda de un espía, y mientras Mateo y Gaspar no están, Martina y Lucas encuentran la habitación que la pareja de asesinos le tenían reservada a Magdalena, y con esto, Olivia descubre la verdadera intención de su marido. Martina, entonces, decide ir a la cabaña de los San Martín, en donde Mateo y Gaspar se encontrarían, para encargarse personalmente de los villanos. Mientras Martina se dirige hacia allá, Olivia encuentra un revólver en una de las oficinas del buffet. Olivia entonces decide seguir a Martina con aquella pistola con la ayuda de Lucas.

Mientras esto ocurre, Julieta, cada vez más trastornada, le pide a Tomás, como prueba de que él la ama de verdad, que expulse a Benjamín de su casa. Benjamín, sabiendo esto, siguiendo el plan de seguir el juego de Julieta, le pide a Tomás que se vaya. En medio de eso, Tomás decide interponer una denuncia contra Julieta, declarando que la mujer no está capacitada mentalmente para hacerse cargo de su hijo. Es así como Julieta decide vengarse y dándose cuenta de la farsa que montaron para seguirle la corriente, cuando llega una asistente social en compañía de Carabineros a su casa, ella decide victimizarse declarando que todo es parte de un plan de Benjamín, quien se cambió de habitación para poder estar a solas con Natalia, su enfermera, de quien se enamoró. La asistente social, creyendo que todo lo que dice la trastornada mujer es verdad, decide poner en resguardo a Julieta y a su hijo hasta hacer efectiva una orden de alejamiento que la mujer interpuso contra Benjamín. Esto provoca un profundo dolor en Benjamín, quien recibe el apoyo de su madre, quien le promete que él verá y recuperará a su hijo. Por el momento, Benjamín deberá realizar visitas supervisadas a su hijo durante un mes hasta el día del juicio.

Gaspar, mientras tanto, espera a Mateo, pero pronto Martina lo encuentra, apuntándole con una pistola. Pronto, lo ata de manos y pies y lo golpea con un puño de acero, haciendo justicia por su madre y por ella misma. Cuando Mateo llega, encuentra una nota en la cabaña firmada por Gaspar (en realidad escrita por Martina), donde declara que él se fue y que siempre lo esperará. Esto deja a Mateo muy destruido, quien pronto es acorralado por Martina, quien lo apunta con su revólver, mientras deja a Gaspar atado y malherido. Martina le declara que ya sabe que él es hijo de Eliana Zapata y que hará justicia por todos los asesinatos que cometió en nombre de su madre. Pronto, Mateo aprovecha un descuido de Martina para quitarle el arma y está a punto de matarla, cuando aparece Olivia, apuntándolo con otra pistola. Olivia le pide a Martina que la deje sola con su marido, a quien le dice que ya sabe que él tenía la intención de robarle a su hija y criarla con Gaspar. Pronto, Olivia propina un disparo directo en el corazón a Mateo y lo deja ahí, solo y moribundo. Pronto, Olivia se va junto a Lucas y Martina, antes de irse, se dispone a incendiar el auto de Gaspar y la cabaña de la familia San Martín. Aun si está orgullosa de pertenecer a los San Martín, decide quemar esa cabaña debido a que el lugar ya ha visto demasiada sangre.

Pronto, la cabaña comienza a arder, y antes de irse, Martina desata a Gaspar para darle la oportunidad de ver cómo su amado Mateo arde entre las llamas. Pronto, Gaspar, a duras penas por las heridas, llega hasta donde está Mateo, quien está moribundo en medio de las llamas. Mateo le pide que se salve, pero Gaspar se niega a hacerlo. Ambos villanos se dan un último beso, luego del cual Mateo fallece. Gaspar queda destruido y se queda junto al cuerpo de su amado, sin salvar su vida, desconociéndose si sobrevivió o murió entre las llamas. Sin embargo, esa misma noche, se confirma en las noticias que Gaspar falleció durante el incendio de la cabaña, lo que deja muy mal a Leticia, al ser su abuela y con quien Gaspar se ha encariñado, y a Natalia, por haber sido su esposa.

Ha pasado un mes, y el día del juicio por la custodia del pequeño Benjamín Valencia Müller ha llegado. Justo cuando esto ocurre, Olivia siente contracciones, lo que indica que Magdalena está por nacer. Mientras Agustina se queda con su hija, Benjamín va al juicio por su hijo, en compañía de Rocío, Tomás y Natalia, mientras que Julieta va con Leticia. En el juicio, se revisan pruebas que demostrarían si Julieta está o no capacitada para hacerse cargo de su hijo. En el juicio, se dictamina que la custodia completa se la queda Julieta y que ella se encargará de la crianza de su hijo, con ayuda de su abuela Leticia. Esto destruye por completo a Benjamín. Sin embargo, Rocío les pide a Benjamín, Tomás y Natalia que se suban a una van que los espera. Esta van los lleva a un aeródromo. Pronto, Rocío llega ahí para llevarle a Benjamín a su hijo. Rocío asegura que Julieta no está capacitada mentalmente para hacerse cargo del niño y que las pruebas que presentaron en el juicio fueron adulteradas. Rocío dice que Benjamín es quien debe hacerse cargo de la crianza del bebé, ya que Julieta no lo podrá hacer mientras no se recupere mentalmente. Es así como se suben a una avioneta. Esto, sin embargo, descoloca a Julieta, quien piensa que su abuela Leticia lo sabía y comienza a atacarla y agredirla. Sin embargo, Leticia asegura que el coche del bebé no estaba apenas se descuidó. Pronto, entra Gustavo, el médico de cabecera de la familia Mackenna, en compañía de unos enfermeros para llevarse a Julieta a una institución psiquiátrica.

Mientras, Rocío, Tomás, Benjamín y Natalia llegan a una casa a las afueras de Santiago. Rocío revela que esta casa es de Benjamín y que la compró con los euros que logró recuperar del dinero que Eliana le quitó hace tiempo. Rocío explica que Leticia les ayudó con el bebé, ya que ella estaba consciente desde hace tiempo que Julieta está completamente enferma, por lo que Benjamín estará a salvo con su padre. Pronto, Natalia siente malestar y les anuncia que está embarazada, lo que provoca gran alegría. Todo es felicidad para Rocío, Tomás y su familia, después de tanto sufrimiento. Mientras tanto, Olivia entra en trabajo de parto en la clínica, en compañía de su madre Agustina y finalmente nace Magdalena. Agustina y Olivia se muestran muy contentas por este hecho, seguras de que la felicidad las inundará. Sin embargo, de lo que ellas no están conscientes es que entre las personas que asistían a Olivia en su parto, se encuentran disfrazados Gaspar y Mateo, quienes no murieron como todos pensaban en el incendio y se alejan con la bebé. Ambos se muestran muy contentos por su nacimiento, desconociéndose si llegarán a robarse a la pequeña.

Mientras, Cristóbal está por ser trasladado a un centro penitenciario, ya que fue sentenciado a 15 años de cárcel por el asesinato de Eliana. Cristóbal le pide a Martina que se libere de él, ya que tomará mucho tiempo para que vuelvan a estar juntos. Sin embargo, Martina declara que no lo hará, ya que siempre lo amará. Es así como Cristóbal es llevado en un retén móvil, pero en medio del trayecto, sufre un secuestro por parte de unos sujetos que simulan ser personal de Carabineros. Es llevado hasta un terreno baldío en un acantilado y abandonado. Cristóbal se ve desesperado al ser abandonado, pero pronto es encontrado por la persona que orquestó este secuestro: Martina. Ella ideó todo esto para así poder ser feliz junto al amor de su vida. Pronto, Cristóbal le propone que ambos se conviertan en prófugos de la justicia por el resto de sus vidas, lo que Martina acepta. Sin embargo, en medio de esta felicidad, se les aparece el fantasma de Leonardo San Martín, quien los ve muy contento, asegurando que ahora podrá descansar en paz, terminando así la teleserie.

Elenco

Línea temporal original (temporadas 1-5)

  • Camila Hirane como Rocío Verdugo Flores / Rocío Mackenna Flores
  • Matías Oviedo como Tomás Valencia Fernández / Tomás Mackenna Fernández
  • Cristián Arriagada como Diego Castillo (temp. 4-5)
  • Carmen Zabala como Agustina Mackenna Guzmán / Rosa "Rosita" Mackenna Flores - Villana (temp, 1, 4 y 5, particip. esp. temp. 2 y 3)
  • Javiera Díaz de Valdés como Agustina Mackenna Guzmán / Amelia Rivera Ugarte - Villana (particip. esp. temp. 1, temp. 2-3)
  • Marcela Medel como Laura Flores Salgado (temp. 1-3)
  • Osvaldo Silva como Rodolfo Mackenna Valdés (solo temp. 1)
  • Carlos Díaz como Leonardo San Martín Marín / Lucas Montalbán / Bernardo Aguilera / Matías del Santo / Javier Briceño - Villano Principal (temp. 1-3 y 5)
  • Francisca Gavilán como Eliana Zapata Tapia / Eliana Silva Marín - Villana Principal (temp. 3-5)
  • Julio Jung Duvauchelle como Ricardo San Martín Marín
  • Javiera Díaz de Valdés como Samanta Müller Pérez (solo temp. 5)
  • Nicolás Saavedra como Rafael Silva (temp. 2-4)
  • Camilo Carmona como Marco Tapia Zapata - Villano (temp. 3-5)
  • Mauricio Pesutic como Mario Verdugo (temporadas 1-3)
  • Viviana Rodríguez como María Luisa Guzmán - Villana
  • Teresita Reyes como Gabriela Marín Barahona - Villana (temp. 1-3)
  • Juan Falcón como Francesco Leone (temporadas 2-5)
  • Katty Kowaleczko como Graciela Pérez / Gracia de Müller - Villana (solo temp. 5)
  • Maricarmen Arrigorriaga como Leticia Hurtado - Villana (solo temp. 5)
  • Carmen Gloria Bresky como Gladys Núñez (solo temp. 1)
  • Cristián Carvajal como Samuel Diez - Villano (temp. 3-4)
  • Carmen Gloria Bresky como Raquel Núñez - Villana (solo temp. 3)
  • María José Necochea como María Angélica Barraza (temp. 3-4)
  • María de los Ángeles García como Maite Soto Marambio (temp. 1-3)
  • Nicolás Brown como Eduardo Fuentes / Eduardo Soto Pérez (temp. 2-3)
  • Renato Munster como José Antonio Soto González (solo temp. 1)
  • Macarena Teke como Nadia Retamales (temp. 1-2, particip. esp. temp. 3)
  • Clara Larraín como Valentina Urrutia - Villana (solo temp. 4)
  • Emilio Edwards como Nicolás Walker
  • Luna Martínez como Claudia Cárdenas (temp. 3-5)
  • Ricardo Vergara como Franco Soto Marambio (temp. 1-3) - Villano
  • Norma Norma Ortiz como Ana María "Maruja" Pérez (temp. 1-2)
  • Renato Jofré como Gonzalo Verdugo Flores (temp. 1-4)
  • Rocío Toscano como Roxana Núñez Núñez - Villana (temp. 1-3)
  • Catalina Silva como Isidora Undurraga Estrada (solo temp. 2)
  • María Jesús Miranda como Javiera Diez Barraza (temp. 2-4)
  • Alexander Solórzano como José Luis Rodríguez (solo temp. 5)
  • Antonia Bosman como Julieta Müller Pérez / Julieta Castillo Müller (solo temp. 5)
  • Mauricio Flores como Juan Francisco "Juanfra" Rodríguez (solo temp. 5)
  • Beltrán Izquierdo como Cristóbal Tapia / Tomás "Tomasito" Valencia Mackenna (temp. 4-5)
  • Stefan Platz como Benjamín Silva Verdugo / Benjamín Valencia Verdugo (temp. 4-5)

Recurrentes

  • Mariano Pérez Arce como Tomás "Tomasito" Valencia Mackenna / Cristóbal Tapia (temp. 2-3)
  • Begoña Basauri como Muriel Droguett González - Villana (temp. 1-2)
  • Alejandro Trejo como Genaro Silva - Villano (temp. 2-4)
  • Paulina Eguiluz como Fiscal Gloria Zúñiga (temp. 1-2)
  • Claudia Hidalgo como Viviana (temp. 2-3)
  • Romeo Singer como Alejandro Ortiz, neurólogo de Rafael (temp. 2)
  • Carlos Martínez como Gustavo Lama, médico de cabecera de la familia Mackenna
  • Benjamín Hidalgo como Marcial Urzúa, abogado de Tomás
  • Dominique Román como Sofía Walker Cárdenas, hija de Nicolás y Claudia (temp. 4-5)
  • Verónica Arre como Nancy Sepúlveda, ex nana de Rocío y Rafael y nana de Eliana (temp. 4-5)
  • ¿? como Félix Mora, cómplice de Eliana - Villano (temp. 4-5)
  • María Angélica Luzzi como Teresa Durán, nana de los Mackenna
  • Lorena Prada como Olga Salazar, nana que sustituye a Teresa donde los Mackenna'
  • Gustavo Rojas como Don Jorge, conserje del pasaje Nueva Esperanza
  • ¿? como Aníbal Pérez, chofer de Rafael
  • ¿? como Francisca, nana de Rocío y Rafael
  • ¿? como Andrés Foster, asesor financiero de Rafael

Participaciones especiales

1ra temporada
  • Julio Milostich como Pedro Mackenna Valdés - Villano Principal
  • Paula Sharim como Isabel Guzmán - Villana
  • Khaled Darwich como Sebastián Mackenna Guzmán
  • Christian Pérez como Braulio Espinoza, traficante pareja de Jessica - Villano
  • Slavija Agnic como Jessica Fernández, apoderada del Jardín donde trabajaba Rocío - Villana
  • Cristián Alegría como Francisco Moreno, abogado de Pedro - Villano
  • Hernán Contreras como Emilio Velázquez, kinesiólogo de Gonzalo
  • Hugo Vásquez como Rubén Rodríguez, alcalde de Ñuñoa''
  • Pancho González como Camilo San Martín (flashbacks), fallecido esposo de Gabriela - Villano
  • Constanza Walter como Gisele, nana de Pedro
  • Bárbara Mundt como Jueza García
  • Carlo Bravo como Detective BPI
  • Víctor Hugo Ogaz como Chamán que purifica el pasaje Nueva Esperanza
  • Rodrigo Contreras como Arnaldo, mozo de "la picá de los Soto"
  • Claudia Tapia como Laura Flores (joven)
  • Amparo Carvacho como Rocío Mackenna Flores (niña)
  • Alondra Valenzuela como Rosa "Rosita" Mackenna Flores (niña)
  • Sofía García como María Luisa Guzmán (joven)
  • Cristián Soto como Pedro Mackenna (joven)
2da temporada
  • Antonia Giesen como Paula Fuentes
  • Jorge Denegri como Antonio Undurraga, padre de Isidora
  • Francisca "Kiki" Rojo como Sra. Estrada, madre de Isidora'
  • Catalina Vera como Marisol Sánchez, niñera de Tomasito
  • Catalina de la Cerda como Florencia Rodríguez, enfermera de Maruja - Villana
  • Cristian Aros como Joaquín Neira, cómplice de Leonardo - Villano
  • Nelson Polanco como Manuel Jorquera, amigo de Gabriela
  • ¿? como Doctor argentino que le da información de Amelia/Agustina a Rocío
3ra temporada
  • Santiago Tupper como Alonso Toledo
  • Andrea Eltit como Belma
  • Carolina Castillo como Raquel Núñez (joven)
  • Carlos Briones como Jairo Zuñiga, compañero de cárcel de Tomás
  • Felipe Jaroba como Miguel, gendarme que vigila a Leonardo
  • Gabriel Sepúlveda como Detective BPI asignado para vigilar a Leonardo
  • Alberto Zeiss como Detective que le toma la declaración a María Luisa después de su secuestro
  • Raúl Escudero como Sargento Jordi Martínez, policía español que encuentra el cuerpo de Gabriela
  • Bárbara Ríos como Sonia, secretaria de Samuel
  • Juan Carlos Maldonado como Nuevo chef del restaurant de Ángelica
  • Rolando Valenzuela como Doctor que trata a Agustina en el centro psiquiátrico
  • Daniel Elosúa como Omar "El Animal", amigo de Nicolás y Tomás
  • Sergio Silva como Juez en el caso de Agustina
  • Juan Méndez como Guillermo Jerez, fiscal a cargo del caso de Agustina
  • Fernando Olivares como Comisario Montero
  • Hernán Vallejo como Ernesto Gálvez Fuentealba, juez en el caso de Tomás
4ta temporada
  • Claudia Pérez como Serafina, prima de Francesco
  • Alejandra Oviedo como Elsa Martínez, enfermera de Rafael - Villana
  • Ramón González como juez en la demanda de paternidad de Tomás sobre Benjamín
  • Gabrio Cavalla como Ex profesor de Rocío asistente a la ceremonia de juramento de abogados en la Corte Suprema
  • Teresa Hales como Clara, terapeuta contratada por Agustina
  • Ramón Farías como Juez en el juicio de tuición de Benjamín - Villano
  • Francisco Ossa como Funcionario de la Corte Suprema que participa en la ceremonia de juramento de Rocío como abogada
  • Carlos Briones como Jairo Zuñiga, compañero de cárcel de Tomás
  • Mireya Merino como Lidia Inostroza, nana de Samuel y Eliana
  • Luz María Yacometti como Hilda Zapata, madre de Marco y madre adoptiva de Eliana
  • Romeo Singer como Alejandro Ortiz, neurólogo de Rafael
  • Isabel Orellana como Carmen, recepcionista del estudio de abogados de Rocío
  • Alejandro Montes como Germán, abogado de Eliana
  • ¿? como Dr. Jean Sender, medico que le practica la eutanasia a Rafael
  • ¿? como Marco Tapia (joven)
  • ¿? como Eliana Zapata (joven)
5ta temporada
  • Andrés Reyes como Mauricio, investigador que contrata Tomás - Villano
  • Nicolás Vigneaux como Diego Castillo Hurtado (joven) - Villano
  • Marco Antonio Reyes como Gabriel Felipe Ortiz Santibáñez, médico forense que trabajó para Leonardo/El Santo - Villano
  • Pancho González como Miguel Mardones, dueño del local de armería
  • Javiera Bello como Jazmín Edith Cruz Navarrete, empleada de Eliana / Alejandra Briceño Rodríguez / Alejandra San Martín Rodríguez, detective que trabaja para Leonardo/El Santo
  • Stephany Yissi como Nicole, corredora de propiedades que le entrega la casa de Eliana a Leonardo
  • Tamara Tello como Mónica, amiga de Ricardo
  • Juan Francisco Pinochet como Jean Pierre

25 años después (temporadas 6-7)

Recurrentes

  • Carlos Díaz como Leonardo San Martín Marín / Andrés Benavente - Villano
  • Catalina Fernández como Solange, secretaria del Buffet de Diego, Gaspar y Rocío
  • Carlos Martínez como Gustavo Lama, médico de cabecera de la familia Mackenna

Participaciones especiales

6ta temporada
  • Víctor Montero como Santiago Barahona, antiguo detective amigo de Leonardo - Villano
  • Jaime Azócar como Alfonso Valdés, padre adoptivo de Mateo
  • Matilde Flores como Martina Benavente Merino / Martina San Martín Verdugo (niña)
  • Martín Torres como Benjamín Valencia Verdugo (adolescente)
  • Raúl Sendra como Sr. Inostroza, padre adoptivo de Gaspar
  • ¿? como Madre adoptiva de Gaspar
  • Julia Ibarz como Alba, amiga de Martina en Barcelona, España
  • Alejandra Paredes-Rosales como Inés, amiga de Rocío/Ana en Barcelona, España
  • Seide Tosta como Renata, empleada de Rocío/Ana y Leonardo/Andrés en Barcelona, España
  • Camila Hirane como Rocío Verdugo Flores / Rocío Mackenna Flores / Ana Merino (flashbacks)
  • Carmen Zabala como Agustina Mackenna Guzmán / Rosa "Rosita" Mackenna Flores (flashbacks) - Villana
  • Matías Oviedo como Tomás Valencia Fernández / Tomás Mackenna Fernández (flashbacks) - Villano
  • Viviana Rodríguez como María Luisa Guzmán (flashbacks) - Villana
  • Beltrán Izquierdo como Cristóbal Valencia Mackenna (flashbacks)
  • Stefan Platz como Benjamín Valencia Verdugo (flashbacks)
  • Julio Jung Duvauchelle como Ricardo San Martín Marín (flashbacks)
  • Javiera Díaz de Valdés como Samanta Müller Pérez (flashbacks)
  • Cristián Arriagada como Diego Castillo Hurtado (flashbacks)
  • Antonia Bosman como Julieta Müller Pérez / Julieta Castillo Müller (flashbacks)
7ma temporada
  • Francisca Gavilán como Catalina Sandoval / Catalina Diez Zapata
  • Andrés Gómez como Dr. Andrés Jiménez, médico de turno de Martina
  • Ariel Mateluna como Lucas, investigador contratado por Martina
  • Joseff Messmer como Gaspar Inostroza / Gaspar Castillo Müller (joven)
  • Víctor Hugo Ogaz como Gregorio, pretendiente de María Luisa
  • Joaquín González como Mateo Valdés / Mateo Diez Zapata (niño)
  • Andrés Arriola como Detective que encuentra el cuerpo de Antonia
  • Marcelo Valdivieso como Doctor de Martina
  • Juan Cano como Abogado de Cristóbal
  • Natalia Navarrete como Abogada de Julieta
  • Geraldine Ossa como Jueza a cargo de la tuición de Benjamín Valencia Müller, hijo de Benjamín y Julieta

Muertes

Episodios

Temporada Episodios Emisión
Estreno Final
1 169 24 de julio de 2017 22 de marzo de 2018
2 113 23 de marzo de 2018 29 de agosto de 2018
3 165 30 de agosto de 2018 25 de abril de 2019
4 168 26 de abril de 2019 30 de diciembre de 2019
5 189 31 de diciembre de 2019

19 de octubre de 2020 (2da parte)

8 de mayo de 2020 (1ra parte, pausa por pandemia de COVID-19)
1 de marzo de 2021
6 156 2 de marzo de 2021 6 de octubre de 2021
7 168 7 de octubre de 2021 22 de junio de 2022

Trivia

  • Como es costumbre, el canal recluta a un grupo de actores que hasta años anteriores, pertenecían a otras estaciones televisivas o que en ese momento no poseían contrato con ninguna. Entre ellos:
    • Camila Hirane: tras su última participación el año 2015 con su primer protagónico en teleseries, en Esa No Soy Yo de TVN, Camila quedó sin casa televisiva. Durante mayo, se le ofrece la oportunidad de protagonizar una teleserie con la productora AGTV y formando parte de Mega.
    • Marcela Medel: la actriz no tenía una participación estable en teleseries desde hace años, cuando fue parte del elenco de Volver a Amar. El año pasado tuvo una breve aparición en Preciosas, pero no se le ofreció un contrato permanente. Finalmente, Marcela aceptó la propuesta de Mega para su primer rol protagónico en teleseries.
    • Matías Oviedo: El actor arriba al canal, luego de de encontrarse alejado de las teleseries, después de protagonizar el año 2015 Esa No Soy Yo, tras cuyo término, fue desvinculado de la red estatal, ante la profunda crisis que atravesaba la misma. Durante este período, se dedicó a la música, además de otro tipo de proyectos, fuera de la pantalla chica.
    • Emilio Edwards: El actor que protagonizó la teleserie Matriarcas, de Televisión Nacional de Chile, se suma a Mega con este proyecto, tras estar un año fuera de las teleseries.
    • Renato Munster: Luego de participar en la teleserie nocturna Maldita, Renato no tuvo apariciones en la pantalla chica. Sin embargo, este proyecto marca su regreso a las teleseries oficialmente, luego de casi seis años de inactividad, como ptambién a la señal Bethia.
    • Macarena Teke: La actriz retorna a las teleseries, tras haber participado en las producciones vespertinas Caleta del Sol, de la red estatal y Las 2 Carolinas de Chilevisión, durante el año 2014. Su última cercanía a la televisión fue como coaching de niños en Sres. Papis.
    • Begoña Basauri: Después de haber sido parte de la super serie nocturna de TVN Un Diablo con Ángel y tras haber sido desvinculada como panelista del matinal del canal estatal Muy Buenos Días, la actriz debuta con esta teleserie en la señal Bethia, reuniéndose así con María Eugenia Rencoret desde Aquí Mando Yo de TVN en el año 2011.
    • Javiera Díaz de Valdés: Luego de una participación especial en la teleserie Preciosas, la actriz es convocada a partir de la segunda temporada. En primeras instancias, entra a tomar el rol de Agustina Mackenna en reemplazo de Carmen Zabala (quien salió debido a su avanzado embarazo) hasta finalizada la tercera temporada. Posteriormente, luego del regreso de Zabala, Díaz de Valdés regresa en la quinta temporada con un nuevo rol.
    • Cristián Arriagada: Después de haber grabado durante el año 2018 la teleserie Gemelas de Chilevisión, a principios del año 2019 es reclutado para tomar uno de los roles centrales durante la cuarta temporada de la teleserie, reuniéndose con María Eugenia Rencoret a 9 años de haber realizado La Familia de al Lado en TVN.
    • Katty Kowaleczko: La actriz es reclutada a fines del 2019, a 6 años de haber realizado su última participación en teleseries en Las Vega's de Canal 13 y a 3 años de su última aparición en la ficción chilena en la sitcom en vivo de TVN Once Comida.
    • Antonia Bosman: Luego de participar en la teleserie Pacto de Sangre durante el año 2018, la joven actriz se integra a la teleserie durantela quinta temporada.
    • Cristián Campos: Tras casi 40 años de ser un emblemático rostro de Canal 13, se integra a esta teleserie para ser parte de la sexta temporada.
    • Alejandra Fosalba: Luego de un breve regreso a Canal 13 para ser parte de la fallida teleserie nocturna Río Oscuro, la actriz ingresa a la señal Bethia integrándose a la sexta temporada de la alargada teleserie, reuniéndose con María Eugenia Rencoret a 7 años de haber realizado la teleserie diurna El Regreso.
    • Catalina Guerra: tras casi 10 años de estadía en Canal 13, la actriz se incorpora a la teleserie a partir de la sexta temporada, reuniéndose así con María Eugenia Rencoret a 14 años de haber realizado la teleserie juvenil Amor en Tiempo Récord, volviendo además a las pantallas de Mega luego de haber sido parte de la sitcom Camera Café en el año 2007.
    • Solange Lackington: luego de que no se le renovara contrato luego de su última participación en la teleserie nocturna Juegos de Poder, vuelve a ser convocada por la señal Bethia para integrar esta teleserie.
    • Remigio Remedy: luego de realizar solo participaciones especiales en los últimos años, vuelve a los elencos estables, siendo convocado para esta teleserie, volviendo además a las pantallas de Mega, a 9 años de haber realizado Maldita, en el año 2012, donde realizó su último rol estable en teleseries.
    • Gabriel Urzúa: tras haber debutado en teleseries el año anterior con Amor a la Catalán realizada por AGTV Producciones (la anterior productora de la teleserie) para Canal 13, se integra a la teleserie, compartiendo elenco con su esposa en la vida real, Carmen Zabala.
    • Cecilia Cucurella: A 5 años de su última participación en la teleserie Te Doy la Vida, realizada por AGTV Producciones (anterior productora a cargo de la teleserie) para la señal Bethia, la actriz regresa a la pantalla chica.
    • Ricardo Fernández: a 2 años de su última participación en teleseries con Amar a Morir de TVN, el actor regresa al género melodramático.
    • Susana Hidalgo: la actriz debuta en Mega y regresa a las teleseries a 3 años de La Reina de Franklin, de Canal 13.
  • Fue el primer proyecto de Verónica Saquel como directora de guiones de las teleseries de las 15:00 horas, desde su llegada a la señal del Grupo Bethia a principios del año 2016.
  • Tras finalizar la primera temporada, Carmen Zabala abandona las grabaciones, debido a que se encontraba con un embarazo ya avanzado de su primera hija con su esposo, el también actor Gabriel Urzúa (que años después pasaría a formar parte de la teleserie). Tras esto, es reemplazada por Javiera Díaz de Valdés, justificándose en la trama que el personaje de Agustina Mackenna huye a Estambúl junto a Leonardo, ya que se descubre que Agustina fue quien mató a Pedro Mackenna y Leonardo monta un accidente aéreo en donde son dados por muertos para así despistar a la policía. Sin embargo, Agustina decide volver a Chile para recuperar a su hijo y huir de Leonardo, quien no quiere permitir que ella vuelva, por lo que para que éste no la reconozca, decide aplicarse cirugía plástica y cambiar de identidad. Sin embargo, luego de tener a su hija y con la bebé ya un poco más crecida, Zabala vuelve a la teleserie con participaciones esporádicas como flashbacks inéditos (durante su estadía en Turquía antes de someterse a cirugía) o incluso visiones o sueños de la propia Agustina Mackenna durante su estadía en el hospital psiquiátrico. Sin embargo, para la cuarta temporada, Carmen Zabala hace su regreso definitivo a la teleserie, justificando su regreso con una cirugía que el personaje de Agustina decide hacerse para recuperar su antiguo rostro.
  • Con el regreso de Carmen Zabala en la cuarta temporada, Carlos Oporto reveló al portal de Meganoticias que siempre estuvo contemplada la línea de Amelia Rivera en la segunda temporada. Según reveló, originalmente Agustina regresaba tras suponerse muerta, con una peluca negra y otra identidad, lo que haría que el engaño durara menos y Agustina fuera reconocida enseguida. Sin embargo, esto cambió cuando Zabala debió salir de la producción dado su embarazo, resultando así en la cirugía facial de Agustina, lo que, según Oporto reconoció, les dio mucho más material.
  • La teleserie de Mega hasta la fecha es la teleserie más extensa del horario de las 15:00 horas, desplazando así a Dama y Obrero, siendo además la teleserie más extensa en la historia del melodrama en Chile, destronando así a La Villa de TVN (en la década de los 80), a Lola de Canal 13 (en la década del 2000) y a Perdona Nuestros Pecados (en la década del 2010). Al no tener definida una fecha de término en sus grabaciones, la teleserie pasó a ser catalogada como la primera teleserie chilena en ser realizada bajo el término "non stop", haciéndola cercana al formato estadounidense "soap opera".
  • Otra de las cosas que fueron comentario obligado fue el hecho de que en la ficción, algunos personajes estaban en el extranjero, pero varios seguidores se dieron cuenta que en verdad, las locaciones pertenecían a Chile. Algunos ejemplos:
    • A fines de la segunda temporada, cuando Rocío viaja junto a Rafael a Estambul para saber del paradero de Agustina al descubrir por boca de Leonardo que ella en verdad estaba viva, en las supuestas calles de Estambul, algunos seguidores notaron un taxi completamente negro y con el techo amarillo, algo que es propio de Chile, siendo que en Turquía los taxis son completamente de color amarillo. Otra cosa que notaron fue en una peluquería supuestamente turca, donde habían productos para el cabello de marca chilena. Otra cosa que criticaron fue que los personajes turcos de algunas escenas hablaban en español de manera fluida.
    • Para inicios de la tercera temporada, cuando Leonardo se encuentra en Barcelona, España, varios twiteros se dieron cuenta que en verdad las locaciones no pertenecían a la capital de la región de Cataluña, sino que pertenecen a Estación Central.
  • Fue comentario obligado el capítulo del día 20 de noviembre de 2018, en una escena en que Leonardo (Carlos Díaz) tiene secuestrada a María Luisa (Viviana Rodríguez). Tanto el villano como la teleserie recibieron burlas y críticas, debido a que el personaje, tras saber que Amelia y Agustina son la misma persona, la llama "Agusmelia", siendo que este apodo había sido inventado por los propios seguidores de la teleserie en redes sociales.
  • Durante el transcurso de toda la teleserie, hubo actores que dejaron sus roles dados sus distintos destinos al interior de la trama (muertes o idas a otro país o ciudad), pero que se reincorporaron a la trama con nuevos personajes:
    • Carmen Gloria Bresky: su rol de Gladys Núñez fallece al interior de la trama a finales de la primera temporada de la teleserie, debido a una complicación en el parto de su hija. Posteriormente, se reincorporó a la trama en la tercera temporada con un nuevo personaje, Raquel Núñez, la hermana gemela de Gladys.
    • Javiera Díaz de Valdés: tras entrar a reemplazar a Carmen Zabala durante la segunda y la tercera temporada como Agustina Mackenna/Amelia Rivera, la actriz sale de la trama finalizada esta última luego de la reincorporación de Zabala, justificándose en la trama la cirugía del personaje para recuperar su antiguo rostro. Posteriormente se reincorporaría para la quinta temporada con un nuevo rol, Samanta Müller. Este nuevo personaje, al interior de la trama, tiene la particularidad de tener un cierto parecido a Amelia Rivera, la identidad temporal de Agustina, debido a que Ricardo San Martín (Julio Jung Duvauchelle) gestionó que Agustina tuviera su mismo rostro luego de un malentendido por el cual la dio por muerta.
    • Cristián Carvajal: tras haber interpretado a Samuel Diez durante la tercera y la cuarta temporada, esta última luego de la cual desapareció de la trama, regresa a la teleserie a mitades de la sexta temporada, la cual fue marcada por un salto temporal de 25 años. Su nuevo rol, Mateo Valdés, es hijo de Eliana Zapata y Samuel Diez, nacido producto de un affaire que ambos tuvieron cuando jóvenes y que Eliana abandonó apenas nacido. En principio, el personaje aparece como un villano secundario que comienza a acercarse a su madre biológica, pero tras la muerte de Eliana, el personaje pasa a convertirse en el villano principal, buscando venganza por la muerte de su madre.
    • Francisca Gavilán: quien interpretó a Eliana Zapata, la villana principal entre la tercera y la quinta temporada, abandonó la trama debido al salto temporal de 25 años, pasando su personaje a ser encarnado por Mabel Farías. Para la séptima temporada se reincorpora encarnando a un nuevo personaje, Catalina Sandoval, quien es la hija perdida de Eliana Zapata (y por ende hermana de Mateo) que fue arrebatada de sus brazos apenas nacida. A diferencia de su anterior personaje, Catalina se diferencia de Eliana al ser una detective en busca de justicia, aunque con el tiempo se va descubriendo su personalidad codiciosa al descubrir que su madre tenía la intención de que Mateo encontrara a su hermana y compartieran todos sus bienes.
    • Susana Hidalgo: su rol de Antonia Correa desaparece de la trama para los últimos meses del desarrollo de la séptima y última temporada, tras ser asesinada por Gaspar Inostroza (Cristián Arriagada). Sin embargo, pasados unos pocos capítulos, la actriz reaparece con un nuevo rol, Ignacia Correa, hermana gemela de Antonia.
  • Según se reveló en el portal de Meganoticias, originalmente, Ricardo San Martín (Julio Jung Duvauchelle) sí moría a manos de su propio hermano Leonardo (Carlos Díaz) en República Dominicana. Sin embargo, con el tiempo, se determinó que el personaje siguiera vivo, ya que él sería clave en el futuro de Agustina Mackenna (Carmen Zabala/Javiera Díaz de Valdés). Es por esto que se decidió "revivir" al personaje, justificándose en la trama que su vida fue salvada por Alonso (Santiago Tupper) posterior a su supuesta muerte.
  • Furor causó una imagen que se filtró por las redes sociales, donde se veía juntas a las actrices que han interpretado a Agustina Mackenna, Carmen Zabala y Javiera Díaz de Valdés, ambas en las afueras de un hospital con un camisón blanco, abriendo así los rumores del posible regreso de Zabala a la producción, además de verse al actor Julio Jung Duvauchelle, cuyo personaje, Ricardo San Martín, aún no se sabía que en verdad seguía con vida al momento de filtrarse las imágenes. Seguidores de la teleserie han planteado teorías, como que el personaje de Amelia Rivera en verdad no es Agustina, sino una impostora y que Zabala pronto volvería a encarnar al rol que abandonó debido a su embarazo. Sin embargo, una teoría que tendría más sentido es que esa imagen correspondería a un flashback de cuando Agustina estaba fuera del país y se sometió a cirugía plástica para cambiar los rasgos de su rostro. Sin embargo, para inicios de febrero de 2019, se emitió un capítulo donde se ve a Agustina en un hospital psiquiátrico y al verse en un espejo, ve su antiguo rostro, lo cual coincidiría con las imágenes filtradas.
  • Para el salto temporal de 4 años en la cuarta temporada de la teleserie, se tenía contemplado que el rol de "Tomasito" lo tomara uno de los hermanos mayores del pequeño Mariano, quien encarnó al menor en su etapa de infante. Sin embargo, esto no fue posible, debido a que, como revela la madre del pequeño, su hijo mayor de 8 años, al ser demasiado alto (teniendo la estatura promedio de un niño de 14 años), iría a sobresalir al lado de los demás actores; y en cuanto al hijo del medio, aceptó en primera instancia y se aprendió sus diálogos, pero se puso nervioso a la hora de grabar, por lo que se negó a última hora. Es por esto que el rol recayó en manos de Beltrán Izquierdo.
  • Con la muerte de Rafael Silva, el personaje de Nicolás Saavedra, tras someterse a una eutanasia, la teleserie se convirtió en la primera en abordar esta temática.
  • El día 24 de julio de 2019, Mega publicó un video por sus plataformas digitales donde se hizo un crossover con esta teleserie y la nocturna Juegos de Poder. En dicho video, dos de los personajes principales de la nocturna, Benjamín Bennet (Augusto Schuster) y Camilo Beltrán (Simón Pesutic), buscaban asesoría de una abogada, quien resultó ser Rocío Verdugo (Camila Hirane).
  • Para la quinta temporada de la teleserie, se reincorporó Carlos Díaz, para volver a interpretar su rol de Leonardo San Martín. En principio, como se suponía muerto al interior de la trama (supuestamente asesinado por Tomás), aparecería en visiones de Eliana (Francisca Gavilán) cuando ella comienza a perder la razón tras haber asesinado a Valentina (Clara Larraín). En su momento fue comentario obligado en las redes sociales el particular efecto visual que tenía el "fantasma" de Leonardo. Sin embargo, para la mitad del desarrollo de la teleserie, se descubre que Leonardo está vivo en verdad y él está tras la identidad de "El Santo", el misterioso hombre que ayuda a Rocío a conseguir pruebas en contra de Eliana. Esto provocó sorpresa en algunos seguidores, ya que todos esperaban que el incógnito personaje fuera Alonso (encarnado por Santiago Tupper), debido a que como su cuerpo no fue encontrado en el incendio provocado por Marco (Camilo Carmona), pensaban que estaba vivo y cómo "El Santo" usa una máscara, asumieron que él se cubría el rostro por las quemaduras del incendio. Sin embargo, comentario obligado fueron las cicatrices que Leonardo tenía en su rostro, ya que Tomás no le había disparado ahí cuando supuestamente lo asesinó.
  • Para la quinta temporada de la alargada teleserie, se integra al equipo de desarrollo creativo de la teleserie el afamado guionista Sebastián Arrau.
  • Esta teleserie comparte varias similitudes con la teleserie La Villa de TVN:
    • Ambas teleseries tuvieron un alargue considerable (La Villa duró el año 1986 casi completo. La teleserie de Mega en cambio, aún no tiene fecha de término definida).
    • En ambas historias, una pequeña parte de su elenco original se mantuvo para el alargue.
    • Ambas teleseries compartieron escenas interiores ambientadas en el extranjero que en la realidad no fueron grabadas en dichos países. En el caso de Verdades Ocultas, esto ocurrió en las escenas ambientadas en Estambul, Turquía (cuando Agustina fue a cambiarse el rostro con el objetivo de no ser encontrada por Leonardo y posteriormente cuando Rocío y Rafael investigaron por su cuenta sobre qué sucedió con Agustina tras huír de Chile con Leonardo). Sin embargo varios usuarios en redes sociales se percataron de que las escenas en Estambul en realidad fueron filmadas en Chile, lo que fue comentario obligado en su momento.
    • En ambas historias, uno de sus personajes tendría un repentino cambio de intérprete tras el alargue de la teleserie. En este caso, dicho personaje era el de Agustina Mackenna (originalmente interpretado por Carmen Zabala, quien debió abandonar la teleserie debido a su embarazo. Durante el alargue, su personaje sería tomado por Javiera Díaz de Valdés. Sin embargo, para la cuarta temporada, la actriz original retoma a su personaje).
    • En ambas teleseries, uno de los villanos que se presume muerto reaparece en el alargue. En este caso, el personaje es el de Leonardo San Martín interpretado por Carlos Díaz (En el caso de Verdades Ocultas, Leonardo fue supuestamente asesinado por Tomás en venganza por la aparente muerte de su hijo Tomasito, el que en realidad se encuentra con vida. Sin embargo, y tras un salto de varios años en la historia, Leonardo reaparece. En un principio, éste se muestra como un fantasma que empieza a atormentar a su hermana Eliana tras el asesinato de Valentina, sin embargo regresa en gloria y majestad como el hombre tras la máscara de "El Santo", ya que en realidad no murió, sino que fue salvado por su amigo Gabriel y su motivación para ayudar a Rocío es vengarse de Eliana).
  • En una entrevista hecha por el periodista Sebastián González a la sección "Desde la Casa", Francisca Gavilán contó que originalmente, la villana Eliana era una mujer anciana. Sin embargo, reveló que ella les propuso a Felipe Arratia y Verónica Saquel que Eliana fuera más joven y más punketa. Por su parte, el guionista Carlos Oporto, entrevistado por la periodista María Paz Maldonado en la sección "Verdades a la Luz", confirmó esto, diciendo que originalmente Eliana era la empleada que cuidó a Leonardo y Ricardo y que había una niña abandonada por Genaro y Gabriela, la cual fue criada por esta anciana, hasta que decidieron juntar ambos personajes, resultando en el personaje encarnado por Gavilán.
  • Entre otros detalles que reveló Oporto, también reveló que originalmente los nombres originales de Laura y Rocío, eran nombres de flores, los cuales eran Margarita y Jazmín, respectivamente. Además, reveló que originalmente la historia comenzaba en un orfanato de monjas en donde estaban los personajes de las hermanas Mackenna, abandonados por su padre y que fuera ahí que llegara Rodolfo a adoptar a Rosita/Agustina, hasta que se decidió que todo comenzara en la casa de Laura. También reveló que los personajes de los hermanos Rodolfo y Pedro Mackenna están inspirados en los personajes de la Biblia, Caín y Abel.
  • Sumado al punto anterior, en una entrevista realizada a Marcela Medel a través del diario digital Duplos, a raíz de los 4 años de emisión de la teleserie, la actriz reveló que la historia original de Verdades Ocultas consistía en que Laura Flores, su personaje, no vendía a Rosita/Agustina (Carmen Zabala/Javiera Díaz de Valdés/Catalina Guerra), sino que ella se veía obligada a entregarle a su hija menor al tío paterno de ésta debido a que el Sename le iba a quitar a una de sus hijas por la precaria situación en la que estaban tras ser abandonadas por el padre biológico de las niñas.
  • El actor Pancho González marca dos bolos en la teleserie: el primero como padre de los San Martín, y el segundo como el dueño de una armería, ambos personajes asesinados. Mismo caso para el actor Víctor Hugo Ogaz, quien también realizó dos bolos: en la primera temporada realizó una participación especial como el
  • Para la sexta temporada, la trama sufre un drástico salto temporal de 25 años, sufriendo así un drástico cambio en su. Sin embargo, se conservaron algunos actores para encarnar nuevos personajes o versiones adultas de personajes juveniles o infantiles, mientras que a algunos pocos actores originales se les decidió aplicar maquillaje para lucir mayores:
    • Camila Hirane deja su rol de Rocío Verdugo a manos de Solange Lackington y pasa a encarnar a Martina Benavente, hija de Rocío y Leonardo. Sin embargo, comentario obligado ha sido el hecho de que Martina haya nacido y haya sido criada en España, pero no posea acento español, sino chileno. También fue comentario obligado el hecho de que los habitantes del Pasaje Nueva Esperanza no notaran el parecido entre Martina y su madre cuando era joven. Cabe destacar que Camila Hirane continúa interpretando su papel de Rocío durante flashbacks inéditos de sucesos ocurridos entre el final de la quinta temporada y el inicio de la sexta.
    • Carmen Zabala deja su rol de Agustina Mackenna a manos de Catalina Guerra y pasa a encarnar a Olivia Tapia, hija de Agustina y el fallecido Marco (Camilo Carmona). Cabe destacar que Carmen Zabala continúa encarnando a Agustina en flashbacks inéditos de sucesos ocurridos entre el final de la quinta temporada y el inicio de la sexta.
    • Matías Oviedo deja su rol de Tomás Valencia a manos de Cristián Campos y pasa a encarnar a Cristóbal Valencia (también conocido como "Tomasito"), hijo de Tomás y Agustina, el cual anteriormente fue interpretado durante su infancia por Mariano Pérez Arce y en su niñez por Beltrán Izquierdo. Sin embargo, comentario obligado ha sido que en medio de las grabaciones, se haya anunciado que Campos se contagió de COVID-19, obligándose a detener las grabaciones y a los actores del elenco que tuvieron contacto directo con él durante algunas escenas. Cabe destacar que Oviedo continúa encarnando a Tomás en flashbacks inéditos de sucesos ocurridos entre el final de la quinta temporada y el inicio de la sexta. Mismo caso para el niño Beltrán Izquierdo.
    • Javiera Díaz de Valdés deja su rol de Samanta Müller a manos de Alejandra Fosalba y pasa a encarnar a la versión adulta de la hija de Samanta, Julieta Müller, que anteriormente en la quinta temporada fue encarnada por Antonia Bosman. Cabe destacar que Javiera Díaz de Valdés continúa encarnando a Samanta en flashbacks inéditos de sucesos ocurridos entre el final de la quinta temporada y el inicio de la sexta. Mismo caso para Antonia Bosman con su rol de Julieta. Sin embargo, Bosman no pasa a encarnar a ningún personaje nuevo, ya que, tras su interpretación, anunció su retiro de la actuación para enfocarse en su carrera musical.
    • Cristián Arriagada deja su rol de Diego Castillo a manos de Felipe Castro y pasa a encarnar a Gaspar Inostroza, el otro hijo de Samanta y hermano mellizo de Julieta, a quien Samanta creía muerto, pero que en verdad fue dado en adopción por su madre Gracia (Katty Kowaleczko). Sin embargo, comentario obligado ha sido el hecho de que las características físicas de Castro son notoriamente muy distintas a las de Arriagada. Cabe destacar que Cristián Arriagada continúa encarnando a Diego en flashbacks inéditos de sucesos ocurridos entre el final de la quinta temporada y el inicio de la sexta.
    • Julio Jung Duvauchelle deja su rol de Ricardo San Martín a manos de Remigio Remedy sin pasar a encarnar a otro personaje. Sin embargo, comentario obligado ha sido el hecho de que las características físicas de Remedy son notoriamente muy distintas a las de Jung. Cabe destacar que Julio Jung Duvauchelle continúa encarnando a Ricardo en flashbacks inéditos de sucesos ocurridos entre el final de la quinta temporada y el inicio de la sexta.
    • Viviana Rodríguez deja su rol de María Luisa Guzmán a manos de Cecilia Cucurella, pero sin pasar a encarnar a otro personaje. Se tenía contemplado conservar a Rodríguez en dicho rol, pero con maquillaje y vestimentas para que luciera mayor, pero la producción decidió no contar con ella debido a que no podían llegar a puerto con el maquillaje, con Rodríguez considerando su salida como "brusca e inesperada". Respecto a la interpretación de Cecilia Cucurella del personaje, ha sido comentario obligado lo distinto de su interpretación a la de Rodríguez, debido a que el personaje no tartamudea ni usa frecuentemente su muletilla "Oye", como lo hizo según la interpretación de Rodríguez. También ha sido comentario obligado su diferente personalidad, ya que muchos recuerdan a María Luisa como una mujer razonable y cariñosa, siendo que con la interpretación de Cucurella, consideran que María Luisa pasó a ser un personaje muy desagradable y pesado, tal como en la primera temporada. También fue comentario obligado que el personaje repita la frase "¿Te desinfectaste las manos?", debido a que se hace alusión a la pandemia de COVID-19. Sin embargo, cabe destacar que Viviana Rodríguez realiza participaciones especiales en flashbacks de momentos inéditos entre la quinta y la sexta temporada.
    • Francisca Gavilán deja su rol de Eliana Zapata a manos de Mabel Farías, sin pasar a encarnar un nuevo personaje de manera inmediata, hasta la séptima temporada, donde se reincorpora con un nuevo personaje, Catalina Sandoval, hija perdida de Eliana.
    • Carlos Díaz conserva su rol de Leonardo San Martín y con su nueva identidad falsa de Andrés Benavente. Sin embargo, fue comentario obligado por las redes sociales el que no se notara el maquillaje que supuestamente lo haría lucir mayor. Cabe destacar que el personaje fallece iniciada la sexta temporada, pero continúa apareciendo en flashbacks inéditos de los sucesos ocurridos entre el final de la quinta temporada y el inicio de la sexta. Posteriormente en Febrero de 2022 se confirma la noticia de que el Actor volverá para la Recta Final de la Teleserie con una Participación especial, con personaje distinto a Leonardo, la identidad del nuevo personaje aún es desconocida.
    • Maricarmen Arrigorriaga conserva su rol de Leticia Hurtado, con maquillaje y vestimentas que la hacen lucir mayor, siendo la única actriz del elenco en conservar a su personaje tras el salto temporal.
  • Con la incorporación de nuevos actores a cargo de los personajes principales en el salto temporal de 25 años, se dan los siguientes datos curiosos:
  • En el resto de latinoamérica, fue transmitida con doblaje quitando los chilenismos.
  • En el capítulo emitido el día 13 de octubre de 2021, se mostró un beso entre Gaspar Inostroza (Cristián Arriagada) y Mateo Valdés (Cristián Carvajal), siendo la primera teleserie del nicho de las 15:00 hrs. en mostrar un beso entre dos personajes del mismo género.
  • Tras la incorporación de Ricardo Fernández a la séptima temporada de la teleserie, el actor reveló que durante las dos primeras temporadas había sido invitado para ser parte de la teleserie. Sin embargo, en ese entonces había rechazado la oferta para ser parte de Amar a Morir de TVN.
  • En 2021, la actriz Victoria De Gregorio reveló que hizo casting para interpretar a Julieta Miller (en su etapa juvenil), pero finalmente rechazó el papel debido a que fue contemplada para la teleserie nocturna Demente del mismo canal (la cual marcaría su debut en el género) y el papel finalmente quedó en manos de Antonia Bosman.
  • Durante las grabaciones de la 7ma y última temporada, nacería una relación amorosa en la vida real entre los actores Camila Hirane y Ricardo Fernández, cuyos roles también se habrían involucrado sentimentalmente.
  • El final no dejó satisfechos a los seguidores de la teleserie, tanto debido a la duración del capítulo como por el hecho de ser un final abierto, como los villanos principales de la última temporada, Mateo Valdés (Cristián Carvajal) y Gaspar Inostroza (Cristián Arriagada), terminaron con vida luego de suponerse muertos y cargando a la recién nacida hija de Olivia (Carmen Zabala), desconociéndose si lograrían su objetivo de robarse a la pequeña, dando posibles indicios a una continuación de la historia en un futuro.
Advertisement