Chilenovelas Wiki
Advertisement

Víctimas de La Gato[]

  • Sergio Arancibia (Andrés Pozo): Asesinado por La Gato. Contrabandista de los muelles del puerto de Valparaíso. Socio de negocios de Eloy Zapata. Arancibia le dice a Eloy que hay un cargamento directo de Europa por petición del gobierno lleno de medicamentos en el puerto, por lo que hace un trato con Eloy de dejarle toda la mercancía y las ganancias que consigan a cambio de pasar una noche con La Gato. A pesar de inicialmente negarse, Pedro cede y cumple con su parte del trato entregándole La Gato a Arancibia. Sin embargo, las cosas se salen de control cuando Arancibia trae a dos matones suyos para que abusen de ella. Por lo que la llevan a otro lugar para no llamar la atención y comienzan a golpearla, pese a esto, La Gato consigue defenderse y con una botella le corta el cuello a Arancibia y a sus matones dejándolos desangrados. Tras esto su cuerpo es calcinado por un incendio provocado por El Peineta para borrar toda la evidencia.
  • Matones de Arancibia: Asesinados por La Gato. Arancibia los trae para que abusen de la Gato. Pese a esto, y estando malherida, La Gato les corta el cuello con una botella rota. Después sus cuerpos son calcinados junto al de Arancibia en un incendio provocado por El Peineta.

Víctimas de Pedro Ramírez[]

  • Arévalo (Eusebio Arenas): Asesinado por Pedro. Hijo de un destacado empresario de Valparaíso. Una noche, Arévalo junto a su amigo se encuentran con Eloísa en el transporte público del puerto, ambos se acercan a ella y la persiguen para abusar sexualmente de ella. La llevan hasta un callejón y allí proceden a golpearla y romperle la ropa. Sin embargo, el Lilo ve todo y le avisa a la Gato, quien llega para ahuyentarlos. Al día siguiente Pedro lo toma y empieza a darle una golpiza para luego matarlo en el muelle, pero tras ser persuadido por "Manuel", decide entregárselo a Gaspar para enjuiciarlo a él junto a su amigo. A pesar de esto, el juez desestima los cargos y quedan en libertad. Gracias un dato de Gaspar entregado por el Piojo, Pedro descubre la intención de Arévalo de huir en un vapor, y esa misma noche con ayuda del Negro y el Peineta los atrapan y amarran en su escondite. Arévalo intenta convencerlos de dejarlos ir a cambio de una gran cantidad de dinero, sin embargo Pedro se niega y procede a dispararle a Arévalo y a su amigo en sus genitales para posteriormente matarlo de un disparo en la cabeza.
  • Colega de Arévalo (Daniel Morera): Asesinado por Pedro. Joven aristócrata amigo de Arévalo, y al igual que este, agreden a Eloísa golpeándola y casi abusandola. Tras ser arrestado y ser declarado inocente junto a su amigo, ambos donde ambos intentan huir en un vapor esa noche. Sin embargo son alcanzados por Pedro, el Negro y el Peineta secuestrándolps y llevándolos a una bodega, y pese a las súplicas son asesinados por Pedro Ramírez, propiciándole a ambos un disparo en los genitales y posteriormente un balazo en la cabeza.
  • Monseñor Nicolás Luco (Hernán Lacalle): Asesinado por Pedro. Sacerdote de la Iglesia Católica. Abusador de niños. Treinta años atrás él estaba a cargo de un orfanato en Valparaíso en el cual la Gato y el Negro estuvieron ahí. La Gato, siendo víctima de Luco, huye junto al Negro del hogar. Poco después Pedro es enviado al mismo hogar desde la Pampa tras ser separado a la fuerza de su hermano. Pese a que en un principio era muy amable con él, una noche, Pedro escucha un ruido y se despierta y al caminar llega a la habitación del Monseñor y ve a través de la puerta al sacerdote abusar sexualmente de un niño. Intenta huir pero fue detenido por Luco. A pesar de esto Pedro finalmente logra huir del hogar y tras esto se encuentra con la Gato y el Negro cerca de un cementerio. Tras esto el hogar se cierra y Luco se va del país por años. Casi veinte años después de irse, regresa de Roma con una propuesta para ser ascendido a Obispo de la Iglesia Católica y en el proceso regresa a Valparaíso para reabrir ese orfanato por lo que comienza a recaudar fondos para llevar a cabo ese objetivo. Una noche, tras ser expuesto por Eloisa y rechazar su donación para el hogar, se encuentra a Lilo en la calle y le ofrece llevarlo al hogar para que pueda elegir donde dormir una vez abra el lugar. El Piojo se entera de esto y va a avisarle a Pedro. Rápidamente, Pedro y el Piojo van hasta el orfanato, Pedro le dice al Piojo que no lo siga pero insiste, y luego de esto Pedro encuentra a Luco junto con Lilo cuando este se encontraba a punto de comenzar a abusar de él. Luego de sacar a los niños de ese lugar, Pedro amenaza al Monseñor a punta de cuchillo, advirtiéndole de que si no se va del puerto esa noche lo matará. Sin embargo, justo cuando Pedro estaba por irse, Luco lo reconoce y le menciona que nunca se ha olvidado de él y que siempre había rezado por Pedro. Acto seguido, Pedro, impulsado por su odio hacia el sacerdote, lo acuchilla con su navaja en su estómago y huye del sitio, pero es visto por un encargado de la limpieza del lugar quien lo denuncia con la policía, tras lo cual Gaspar arresta a Pedro por el homicidio del sacerdote.
  • Gregorio Sanfuentes (Francisco Melo): Asesinado por Pedro Capitán en retiro de la Marina. Esposo de Antonia, padre adoptivo de Gaspar y ex socio de Cornellius, Cárdenas y Eloy. Él y Antonia se conocieron durante una ceremonia oficial de marinos en la que la familia de Antonia estuvo presente. Allí Antonia al verlo quedó deslumbrada ante el aquél entonces joven oficial y, en contra de la opinión de su familia, Gregorio y Antonia se casaron. Sin embargo, en sus primeros años de casados se vieron en una situación compleja pues Antonia no podía quedar embarazada, justo entonces Gregorio es llamado por el Gobierno del país para que intervenga una protesta en la escuela Santa María de Iquique el 21 de Diciembre de 1907 como el oficial al mando de la represión, provocando una matanza con miles de muertes. Gregorio entonces aprovecha y se roba uno de los muchos niños que perdieron a sus padres ese trágico día, Manolito, y se lo lleva con él a Valparaíso para que Antonia pudiese al fin tener un hijo. Años después se retira de su puesto en la Marina y comienza a ejercer como empresario tomando el cargo de director general de Aduanas en el puerto, y forma una sociedad con el empresario naval Cornellius Bormann, eventualmente formando parte de una red nazi bajo el mando del Tercer Reich que pretendía expandir su influencia en territorio nacional. Pero su vida cambia cuando en la noche de la gala anual de marinos en retiro se encuentra con Anselmo Brito, un ex marino el cual lo ayudó a robarse a Manolito, y este lo reconoce, amenazándolo con revelar todo para que se haga justicia. Gregorio, para mantener el secreto a salvo, va hasta el lugar donde estaba Anselmo y con mucho remordimiento lo asesina apuñalándolo con su sable. Tras esto se ve obligado a pedirle ayuda al entonces comisario Hipólito Cárdenas para encubrir el asesinato de Anselmo y luego el policía lo amenaza con revelar todo y lo obliga a que le ayude a postularse como Gobernador a cambio de su silencio y colaboración. Tiempo después, cuando Gaspar es forzado a trabajar con el Departamento 50 y este le cuenta a Gregorio, él accede a actuar como informante a cambio de inmunidad y protección, sin embargo, Eloy lo descubre y tras amenazarlo lo fuerza a tenderle una trampa a Sara dándole falsa información sobre un cargamento y cuando llega el día Gregorio lleva a Sara hasta una bodega para supuestamente hablar de algo urgente con ella, y tras esto Eloy, Cárdenas y sus hombres la atrapan, pero Gregorio intenta detener a Zapata cuando este intenta abusar de la joven detective pero el gobernador se interpone y la mata de un disparo. Después de la muerte de Cárdenas y Eloy, Gregorio no da más con todo eso y decide abandonar el puerto e irse junto a Margot quien le escribió una carta para huir juntos. Pero justo la noche en que Gregorio está por irse y Antonia junto a Gaspar preparándose para viajar a Londres, Eloísa llega y le revela a Gaspar toda la verdad, es encarado por su hijo y cuando le exige que admita que fue él quien mató a Anselmo, Gregorio confiesa haberlo asesinado y declara que lo volvería a hacer para proteger su vida y la de su familia así como tampoco se arrepiente de formar parte de aquella matanza. Justo en ese momento llega Pedro con la Gato y el Peineta para llevarse a Mariana, Pedro amenaza a Gregorio y luego a Gaspar pero Eloísa se interpone y confiesa que Pedro y Gaspar son hermanos, momento que Gregorio aprovecha para esconderse en su escritorio. Luego, saca toda su plata de su caja fuerte y abre la ventana para escapar pero en el último momento Pedro entra y lo apunta con su arma. Gregorio intenta convencerlo de dejarlo ir ofreciéndole plata en moneda alemana y se excusa diciendo que él solo seguía órdenes en aquél entonces. Pedro rechaza su oferta, le deja en su escritorio su revólver que dejó tirado en el suelo y lo obliga a suicidarse para ahorrarle a su familia la vergüenza de verlo escapar. Gregorio entonces toma el arma y está a punto de dispararse pero en lugar de eso apunta e intenta dispararle a Pedro, sin embargo, se da cuenta de que su revólver está sin balas, y Pedro le muestra que le sacó todas las balas antes de entrar. Luego de esto, Pedro le dispara cinco veces haciendo que Gregorio caiga abatido en su asiento y luego le dispara una última vez, cobrando venganza por robarle a su hermano, por matar a sus padres y a toda la gente inocente que asesinó en el norte. Ya en sus últimos momentos de vida Gregorio se imagina a él con Margot en el tren escapando felices para comenzar una vida juntos, soltando una lágrima y tras esto el ex uniformado muere.

Víctimas de Gregorio Sanfuentes[]

  • Anselmo Brito Carmona (Pancho González): Asesinado por Gregorio. Sargento en retiro del regimiento de Rancagua. El 21 de Diciembre de 1907 es partícipe de la matanza en la Escuela Santa María de Iquique y siguiendo órdenes de Gregorio, se roba a Manolito. Desde aquél día, Anselmo ha estado los últimos 30 años viviendo con la culpa por el crímen que cometió. Una noche, por azar del destino, encuentra a Pedro en el bar del puerto, allí le confiesa que él fue el responsable de separarlo de su hermano e intenta suicidarse cortándose con un corvo, pero Pedro lo lleva al consultorio para que Eloísa lo salve y ahí le dice que un oficial del puerto le había dado la orden, pero no recuerda su nombre. Días después, Anselmo se escapa del consultorio de la Matríz pero es encontrado por el Peineta y el Piojo, luego él y Pedro arman un plan de infiltrarse en la gala anual de marinos en retiro como mozo para identificar al oficial que se robó a Manolito. Llega la noche de la gala y Anselmo, con ayuda del sargento Matamala, se infiltra junto al Peineta. Allí, Anselmo reconoce a Gregorio y tras un escándalo en el que ensucia su uniforme con licor lo sigue hasta el baño y lo encara diciendo que pagaría por el crímen que lo hizo cometer. Luego, Anselmo huye de la gala para decirle a Pedro, pero éste no se encuentra allí dado que había sido atrapado por Eloy, y mientras intenta buscarlo, Gregorio se aparece ante él. Anselmo saca el corvo que llevaba escondido y lo confronta, acto seguido, Gregorio saca su sable y, con arrepentimiento, apuñala a Anselmo dejándolo desangrado y huye despavorido del lugar. Poco después Pedro llega y lo encuentra agonizando y este le dice que encontró al oficial, luego es llevado al consultorio por Eloísa y en el camino, con su último aliento dice que Manolito está vivo. Poco después muere en el consultorio y Pedro es considerado sospechoso por su asesinato.
  • Julio (Diego Boggioni): Asesinado por Gregorio. Estafador. Es contactado por el detective Olivares para que se haga pasar por el hermano de Pedro Ramírez. El plan funciona y Pedro se convence que es Manolito. Sin embargo, Julio comienza a exigir más plata debido a que el encargo es mucho más difícil de lo que le dijeron tras darse cuenga de que Pedro es el delincuente más peligroso del puerto. Poco después descubre que el verdadero hermano de Ramírez es Gaspar, por lo que va un día a la casa de los Sanfuentes y amenaza a Ester con decir toda la verdad, incluyendo que Gregorio se robó un niño treinta años atrás. Pese a los esfuerzos de Ester, Julio le rechaza su plata entregada por ella y en lugar de eso va a hablar directamente con Gregorio exigiéndole una suma de cincuenta mil pesos para quedarse callado, Gregorio acepta a regañadientes y al mismo tiempo le ofrece otros cien mil para que mate a Pedro. Pese a que duda en un principio, tras enterarse que Gladys, su pareja, está embarazada de él, Julio acepta el nuevo encargo a cambio de que le den pasaportes falsos para él y Gladys. Sin embargo, Julio con el pasar del tiempo empieza a vincularse con Pedro y duda si matarlo, por lo que una tarde llama a Gladys diciéndole que lo espere y que esa noche va a ir hasta Santiago para buscarla e irse juntos a Buenos Aires. Ya de noche, Julio le da una dosis de morfina a Pedro para que se duerma y luego toma la plata que este mantiene guardada allí, intenta asfixiarlo pero al final se arrepiente. Julio es interceptado por Olivares ya que lo ha estado siguiendo y mientras va a verificar que Pedro está muerto, Julio huye hasta la estación del metro de Valparaíso, pero justo cuando está por abordar el detective Olivares junto a sus hombres lo detienen y con Cárdenas lo llevan a una bodega en la que Gregorio los espera. Allí, Julio le suplica dejarlo irse y le entrega toda la plata que le robó a Pedro más la que le pagó prometiendo nunca decir nada a nadie. Pese a las súplicas, Gregorio lo obliga a escribir una carta de despedida a Pedro y tras esto Cárdenas le entrega una pistola y le dispara en el lóbulo izquierdo de su frente. A la mañana siguiente Olivares y Cárdenas entierran el cuerpo de Julio a las afueras de Valparaíso.

Víctimas de Hipólito Cárdenas[]

  • Patricio Heim (Manuel Castro): Asesinado por Hipólito y Jaime. Detective de la Policía de Investigaciones de Valparaíso y uno de los hombres de confianza de Gaspar. Llega del sur de Chile e ingresa a la policía pocos meses antes de que Gaspar volviera de Inglaterra luego de pasar tres años en Scotland Yard. Mientras investigan el asesinato de Anselmo Brito descubren a un testigo de la gala que vio a un oficial con una conducta extraña, siendo éste oficial Gregorio Sanfuentes. Sin embargo, el testigo al día siguiente desaparece misteriosamente. Mientras investiga Heim encuentra a un niño que dice haber visto un hombre que se llevó al testigo, por lo que Heim decide llevarlo al cuartel para que reconozca al hombre en un retrato, pero ahí mismo indica que ese hombre era el comisario Cárdenas. Luego de sacar al niño del lugar, Heim sigue al comisario hasta el club Pirandeli y allí se da cuenta de que Cárdenas está confabulado con Gregorio Sanfuentes y de inmediato descubre que él es el asesino de Anselmo y que Cárdenas lo está encubriendo. Al salir del club, Heim confronta al comisario y lo amenaza diciéndole que sabe toda la verdad, pero en un descuido Heim es noqueado por Cárdenas y éste lo secuestra llevándoselo a un escondite suyo. Allí, Heim es torturado por el detective Cornejo, pero sigue firme en revelar la verdad al comisionado diciendo que él es un hombre correcto y de principios. Tras esto, Cárdenas le ordena a Cornejo dejarlos a solas y acto seguido saca una navaja, diciéndole a Heim que los principios no hacen más que matar a la gente, y lo degolla dejándolo desangrarse. Al día siguiente, Gaspar, preocupado por la ausencia de Heim, ordena buscar el paradero del detective. Esa misma tarde, un oficial le informa a Gaspar que lo encontraron, Gaspar va al lugar y este encuentra al joven detective muerto cubierto con un periódico en la cara.
  • Jaime Cornejo (Carlos Donoso): Asesinado por Hipólito. Detective de la Policía de Investigaciones de Valparaíso. Fiel lacayo y mano derecha del comisario Cárdenas, dispuesto a asistirlo en sus actividades fuera de la ley, incluso matar. Cuando Heim descubre a Cárdenas, éste lo secuestra con ayuda de Cornejo y allí lo torturan, hasta que Cárdenas lo mata con una navaja. Al día siguiente, Cornejo junto a Cárdenas matan a Joselito y un secuaz suyo, usándolo como culpable de la muerte de Heim. Sin embargo, Heim tenía una libreta en la que anotaba todo sobre los casos que investigaba y allí dejó escrito que reconoció al comisario como el que encubría el asesino de Anselmo Brito. Tras esto, Cárdenas arma un plan para que Cornejo fuese considerado el culpable de todo robándose la libreta de Heim. Una noche, mientras se encuentran bebiendo, Cárdenas le comenta su plan de escapar a Buenos Aires, pero Cornejo dice que deberían entregarse. Posteriormente y tras una noche de copas, Cárdenas mata a Cornejo haciendo pasar todo por un suicidio dejándolo colgado en su pieza y una supuesta nota de confesión en la que Cornejo aparentemente reconoce ser el asesino de Heim y Joselito. Tras esto su cuerpo es encontrado el día siguiente por Gaspar junto a Soto quienes fueron advertidos por Cárdenas del extraño comportamiento de Cornejo.
  • "Piojo" (Simón Beltrán): Asesinado por uno de los sicarios de Hipólito. Integrante de la banda de Pedro, actuando como su mensajero personal. Fue recogido de la calle por Pedro junto a Lilo y se encargó de criarlo para que nunca pasara hambre. En una ocasión sufrió una fuerte apendicitis sin embargo gracias a la intervención de Eloísa él pudo salvarse. Tras el regreso del Monseñor Luco, Pedro le exige al Piojo no acercarse al sacerdote. Pese a esto, una noche, el Piojo le avisa a Pedro que el Lilo se subió al auto de Luco y se lo llevó. Desesperado, Pedro va junto con él a buscar a Lilo, y en el camino este le confiesa que el Monseñor Luco es un abusador de niños, tras esto el Piojo le dice que debe haber ido al hogar ya que les había dicho a él y a los niños que pretendía abrirlo y que podían ir cuando quisieran. Luego ambos van hasta el orfanato y a pesar de la insistencia de Pedro el niño lo sigue por temor a que le hagan algo a su amigo Lilo. Luego de que Pedro rescata a Lilo y asesina a Luco, el Piojo y el Lilo se alojan en la pastelería esa noche tras lo sucedido y Pedro es arrestado por el homicidio del Monseñor. Al día siguiente, Cárdenas aprovecha la situación para matar al resto de los integrantes de la banda, por lo que contrata un par de sicarios para que corra sangre en esa cantina. Esa noche, mientras hay una turba afuera de la cantina, la Gato y el Negro van a confrontar a la muchedumbre del lugar, y mientras esto sucede el Piojo y el Lilo se encuentran en el interior del local. Tras esto los sicarios se aparecen y les disparan, con el Negro recibiendo un disparo en la espalda para proteger a la Gato. Sin embargo, el Piojo se lleva la peor parte al recibir de lleno un disparo cerca del pecho. Y pese a todos los esfuerzos realizados por Eloísa para salvarlo, el Piojo no resiste y muere en brazos de Patricia con el Peineta y el Lilo llorando la muerte de su amigo.
  • Sara Levi (Alejandra Araya): Asesinada por Hipólito. Detective. Miembro del Departamento 50 y pareja de Pedro. Sara proviene de una familia judía la cual por generaciones se vio forzada a huir siendo separada a la fuerza de sus familiares de Europa. Tras llegar a Chile su padre la anima a convertirse en policía. Eventualmente, Sara se gradúa de la academia de policías como una de las primeras mujeres detective. Tiempo después es reclutada por el Prefecto Hidalgo para formar parte del Departamento 50 dándole la misión de ir hasta Valparaíso e investigar la red nazi y sus cercanos, entre ellos Gaspar Sanfuentes. Al llegar a Valparaíso, Sara se incorpora a la policía local encubierta trabajando con Gaspar. Eventualmente se enamora del comisionado empezando juntos una relación y comienza a dudar de seguir con su misión. Es secuestrada por hombres de Braun pero Pedro la salva. Es descubierta por Gaspar y forzada a dejar el cuartel. Pero cuando Pedro es detenido por asesinar a Luco, Sara comienza un plan para salvarlo y usarlo como aliado del D50. Un año después lo salva del fusilamiento consiguiendo el indulto presidencial y a cambio Pedro comenzaría a trabajar para ellos. Poco a poco, Sara y Pedro comienzan a enamorarse y forman una relación de pareja. El día en el que supuestamente llegaría un cargamento con cocaína, Sara y Pedro se preparan para acabar con la red nazi, pero inesperadamente el chofer de Gregorio aparece y le dice a Sara que él quiere comunicarse con ella. Van de regreso al puerto y allí Gregorio se comunica con Sara y le dice que necesita juntarse con ella urgentemente. Pedro quiere ir con ella pero recibe una nota falsa en la que se supone que Eloisa lo mandó a llamar, tras esto Sara va a la bodega donde quedó de reunirse con Gregorio, sin embargo, de inmediato llegan Eloy y sus hombres junto a Cárdenas y la retienen. Entonces Eloy decide abusar de ella y comienza a sacarle la ropa, pero en el último segundo, Cárdenas saca su revólver y le da un certero disparo a Sara en el pecho, acabando así con su vida.

Víctimas de Cornellius Bormann[]

  • Bianca Lombardo (María Gracia Omegna): Asesinada por Cornellius. Esposa de Klaus Bormann y madrastra de Cornellius. Bianca conoció a Klaus cuando éste se encontraba gravemente enfermo por una enfermedad terminal durante la visita de Bianca al hospital en que estaba internado. Poco a poco entre ambos aumentó la cercanía y eventualmente se enamoraron y casaron. Un año después de la muerte de Luco a manos de Pedro, Bianca llega a Valparaíso de luto por el fallecimiento de Klaus para cobrarle su herencia a Cornellius. Sin embargo, Cornellius se rehúsa a dejarle esa herencia ya que está seguro de que solo se casó con su padre por interés y que ella asesinó a Klaus. Tras esto ellos empiezan a enfrentarse por el derecho a la herencia de Klaus, con Cornellius llegando incluso a denunciarla a la policía por supuestamente matar a su padre. Pero, debido a la advertencia de Conrad Braun, Cornellius accede a sacarla de la cárcel, pero ya no iba a pagarle nada, dejando a Bianca en la calle debido a sus deudas que acumuló a causa de su ludopatía, él le ofrece un acuerdo económico que la ayudaría a pagar sus deudas a cambio de renunciar a la fortuna de Klaus. Pese a negarse en un comienzo, Bianca termina accediendo dado que Pedro la ayudó y entablaron una amistad volviéndose aliados al tener como objetivo acabar con Bormann. Después, ella hace un acuerdo con Cornellius en que ambos se casarían lo que le daría libertad de hacer lo que quiera y recibir apoyo económico, por lo que se muda a la masión Bormann llevándose consigo a Carlitos el mayordomo del hotel en que se hospedaba. Sin embargo, Cornellius se entera que ella está frecuentemente visitando a Pedro en su cantina, Carlitos le cuenta esto y elige fingir que no sabe que la descubrieron para así estar atenta a sus movimientos. Un día, ella descubre que Cornellius pretende matar a Pedro, por lo que corre a avisarle, y luego Bianca elige romper su acuerdo con Cornellius e irse a cambio de llevarse doscientos mil pesos. Esa noche, Bianca se despide de Pedro quien le agradece su ayuda ya que salvó su vida y la de Eloísa, entonces le entrega su maleta con el dinero que recibió y había perdido, Bianca se despide de él y se va con Carlitos. Sin embargo, justo cuando estaban por salir del puerto, son detenidos por la policía ya que Cárdenas movilizó a sus hombres luego de que Bormann le diera la orden de atraparlos y Carlitos es asesinado mientras intentaba salvar a Bianca. Tras esto es llevada por Cárdenas y el comisario Méndez a su mansión, allí Cornellius la encara por aliarse con Pedro y robarle, tras lo cual procede a tomar su revólver para matarla, Bianca no se inmuta ya que le dice que consiguió arruinarle sus planes y con eso estaba satisfecha por lo que acepta su destino con dignidad, y tras fumar un último cigarrillo, Cornellius le dispara matándola de inmediato. A la mañana siguiente, los cuerpos de Bianca y Carlitos son enterrados en las afueras de Valparaíso, similar a cuando Julio fue asesinado por Gregorio un año atrás.
  • Eloy Zapata (Roberto Farías): Asesinado por Cornellius. Contrabandista. Ex jefe de la banda de Pedro y socio de Cornellius, Gregorio y Cárdenas. Acogió a Pedro cuando apenas llegó al puerto de Valparaíso enseñándole a robar y matar. Cuando Eloy obliga a hacer que la Gato pase una noche con Arancibia, a cambio de obtener la mercancía de un cargamento, Pedro lo traiciona y es arrestado por Gaspar después de que le tiende una trampa. Es sacado de la cárcel por Cárdenas ordenado por Cornellius para matar a Pedro, lo cual Eloy acepta con gusto. La noche de la gala anual de marinos en retiro, Eloy sigue a Pedro quien va al lugar para encontrar al oficial que se robó a su hermano. Cuando el Peineta es sacado de la gala y la Gato y el Negro van a ayudarlo, Pedro se queda solo, momento que Eloy aprovecha y después de hacer que lo torturen lo obliga a llevarlo al cementerio y sacar toda la plata que tiene enterrada. Sin embargo, es traicionado por uno de sus matones quien le dispara en el ojo izquierdo, y cuando está siendo enterrado Eloy se levanta y huye de Valparaíso para mantenerse fuera del radar de Pedro, tras lo cual estuvo internado recuperándose de la herida de bala en su ojo, y eventualmente Cárdenas lo encuentra pero mantiene en secreto que Eloy sobrevivió. Un año después de la muerte de Luco, Eloy regresa a Valparaíso para ajustar cuentas pendientes con Pedro y vengarse por traicionarlo aliándose con Cornellius y Cárdenas, formando así parte de los colaboradores de la red nazi. Luego se adueña del cabaret Pirandeli tras amenazar a Beto para obligarlo a venderle el club y comienza a instalar su negocio de tráfico de drogas, cocaína, en el lugar. Un día, Cornellius le pide a Eloy espiar a Gregorio ya que desconfía de él, debido a que descubrió que Cárdenas se había aliado con Pedro, y descubre que Sanfuentes está colaborando con Sara y el departamento 50 y lo amenaza para que le tienda una trampa a la detective, tras esto Sara es atrapada por Eloy y sus hombres, y allí planea abusar de ella y luego matarla, pero Cárdenas se interpone y mata a Sara, causando fricción entre ambos. Después, aprovecha que Pedro está detenido como sospechoso del asesinato de Sara y se infiltra en el cuartel para matarlo y simular todo como un suicidio del delincuente, pero Cárdenas nuevamente se interpone lo cual enfurece a Eloy. Luego de esto, cambia de estrategia y obliga a Diego, el pianista del Pirandeli, a ayudarlo enamorando a la Gato para luego sacarla a pasear para que así pueda matarla, sin embargo, Diego en el último momento se arrepiente y salva a la Gato, más tarde Pedro denuncia públicamente a Eloy revelando su negocio ilegal de cocaína. Tras esto, Antonia se acerca y le propone ayudarla a matar a Eloisa a cambio de una gran suma de dinero, Eloy acepta pero el plan fracasa. Después de esto, Eloy vuelve a reunirse con Antonia y esta le pide matar a Pedro, a lo que Eloy acepta con la condición de que pasen una noche juntos, y Antonia acepta a regañadientes poniendo como condición que también mate a Cárdenas. Eloy cumple y la noche siguiente atrapada al gobernardor llevándolo a una bodega del muelle y lo mata. Luego, se comunica con Antonia para informarle que Cárdenas está muerto pero le exige que vaya al Pirandeli para contarle los detalles. Antonia llega al lugar, y tras una incómoda cena con el contrabandista, Antonia intenta irse pero Eloy la detiene y la lleva por la fuerza a la habitación privada del club, molesto porque ella no quería cumplir su parte del trato, entonces la amenaza diciendo que pasarán juntos todas las noches de su vida y luego la matará. Justo cuando Eloy está quitándose la ropa para abusar de Antonia, Cornellius llega y le dispara por la espalda con la bala atravesando su pecho, tras lo cual el contrabandista cae muerto al suelo.
  • Matones de Eloy: Asesinados por órdenes de Cornellius.Tras llegar al Pirandeli para auxiliar a Antonia, Cornellius le ordena a su mayordomo Fritz y a un par de secuaces suyos que detuvieran a los matones de Eloy. Luego de asesinar al contrabandista, Cornellius da la orden de matarlos, tras lo cual el empresario le devuelve a Beto su puesto como el dueño del cabaret.
  • Víctor Pacheco "El Negro" (Michael Silva): Muere en una explosión orquestada por Cornellius. Integrante de la banda de Pedro y esposo de la Gato. Fue un niño huérfano que estuvo en el orfanato de Valparaíso a cargo de Monseñor Luco, allí conoció a la Gato y al igual que ella fue víctima de abuso, y tras esto él y la Gato huyen del hogar y comienzan a vivir en un cementerio recurriendo al robo para sobrevivir. Tiempo después, Pedro llega del norte al orfanato y tras escaparse se encuentra al Negro y a la Gato en aquél lugar y deciden acogerlo, comenzando así una estrecha relación de hermanos entre ellos y eventualmente formando su propia banda. Años más tarde llegaron al puerto quedando bajo el cargo de Eloy Zapata, y muchas veces el Negro y la Gato iban al Café Colonia a robarle comida a Neftalí y pese a que siempre los atrapaba los dejaba irse con todo para alimentarse. Ya de adulto, el Negro se ha vuelto uno de los delincuentes más infames del puerto, siendo el que actúa más con la cabeza fría y el que reacciona primero ejecutando cualquier orden que reciba. Asimismo, está fuertemente enamorado de la Gato a quien ama desde que eran niños. Sin embargo, cuando Pedro comienza a hacer negocios con Gregorio, Cornellius, Braun y el Tercer Reich y comienza una relación con la Gato, la amistad entre ambos comienzan a empeorar hasta el punto en que el Negro deja la banda para seguir sus propias metas. Tiempo después la Gato también deja la banda y se va a vivir con él y pronto empiezan una relación de pareja, con el Negro comprando un taller mecánico de autos. Después del intento de abuso de Eloísa, el Negro decide ayudar a Pedro y junto al Peineta cobran venganza matando a los atacantes, aunque el Negro sigue firme en su decisión de seguir con el taller mecánico pero se reconcilia con Pedro. Más adelante él y la Gato se casan, sin embargo, durante su luna de miel en Viña del Mar ambos se enteran por el periódico que el Monseñor Luco está de regreso en Valparaíso por lo que terminan antes de lo esperado su luna de miel y vuelven al puerto. Después de que Pedro se va preso por asesinar a Luco, el Negro junto al resto de la banda intentan encontrar una forma de liberarlo, pero en la noche inesperadamente son atacados por dos ex marinos quienes recibieron la orden de Cárdenas de matar a la banda. Justo cuando la Gato está por ser disparada, el Negro la protege cubriéndola con su cuerpo y recibe el disparo en la espalda. A causa de ese ataque el Negro queda inválido sin poder caminar. Un año después, el Negro y la Gato continúan su vida fuera de Valparaíso, con el Negro estando sumergido en una depreción y se ha vuelto alcohólico. Ambos regresan luego de que Pedro es indultado gracias a Sara. Pese a estar deprimido, el Negro eventualmente toma la decisión de retomar la terapia intensiva para volver a caminar, pero se decide a alejarse de la Gato para que pueda rehacer su vida y ser feliz luego de ver la atracción que ella tiene con Diego el pianista del Pirandeli. A pesar de esto, él cada vez que puede se las arregla para salir a apoyar a la Gato, incluso amenazando a Cárdenas con matarlo si le hace algo a la Gato. Después el Negro ayuda a la banda a rescatar a Eloisa cruzándose a propósito en la calle bloqueando el camino al vehículo que la trasladaba a la penitenciaría. Después de saber que Julio no es hermano de Pedro y la muerte de Cárdenas y Eloy. Cornellius arma una bomba con la ayuda de su mayordomo, y obliga a Antonia a colaborar entregándole a Pedro un mensaje para reunirse en la cantina y tras esto la bomba es colocado en el lugar escondida entre vinos de marca alemana. Esa noche, mientras esperan a Antonia, el Negro descubre la bomba que fue puesta en una de las cajas de vino y rápidamente le grita a Pedro que saque a todos del lugar, y decide quedarse para intentar desactivar la bomba, sin embargo, la bomba es detonada y el Negro muere al ser quemado por completo, con su cuerpo siendo encontrado por Pedro, la Gato, el Peineta y Patricia.
  • Él mismo: Se suicida

Víctimas alejadas de la Gato, Pedro, Gregorio, Hipólito y Cornellius[]

  • Madre de Pedro y Manuel (Sol Parga) Muere en la matanza de la escuela Santa María en Iquique. Dueña de casa y esposa de un minero con el cual tiene dos hijos, Pedro y Manuel, y al igual que su esposo, muere acribillada el 21 de Diciembre de 1907 por los soldados enviados por el gobierno. Antes de morir, ella le dijo a Pedro que pasara lo que pasara, no suelte a su hermano. Éstas palabras marcaron a Pedro de por vida.
  • Padre de Pedro y Manuel (Carlos Morales): Muere en la matanza de la escuela Santa María en Iquique. Era un minero que trabajaba en la pampa. Él junto a su familia y muchos otros mineros fueron hasta Iquique para exigir mejores condiciones laborales. Sin embargo, el gobierno decide enviar al ejército con la orden de fusilar a todos los protestantes, siendo Gregorio Sanfuentes el oficial al mando. Es así como el 21 de Diciembre de 1907, el padre de Manuel y Pedro es asesinado por los soldados aquel trágico día.
  • Hombre Alemán: Asesinado por Braun. Era amante de la madre de Conrad Braun. Un día, Braun los descubrió y entonces, cuando tenía apenas 19 años, lo asesinó impunemente como venganza por causarle daño a su padre.
  • Popeye: Asesinado por Reina. Matón de Eloy. La noche de la gala anual de marinos en retiro va junto a Eloy y Reina a matar a Pedro. Mientras la Gato y el Negro van a ayudar al Peineta, Pedro queda solo, momento el cual Eloy aprovecha y con ayuda de Popeye golpea y tortura a Pedro. Luego, en el cementerio ayuda a sacar el dinero de Pedro, y cuando Eloy le ordena a Reina matar a Pedro, este le dispara a Eloy y acto seguido le dispara a Popeye justo en medio de la frente de su cabeza, cayendo muerto acto seguido.
  • Teodoro Atkinson (Roberto Di Giulio): Asesinado por Ester. Comodoro en retiro de la marina. Miembro del círculo de oficiales en retiro y amigo de Gregorio. Queda hospitalizado debido a problemas de salud que ha estado teniendo el último tiempo. Cuando el plan de hacer que Gaspar viaje a Londres se ve imposibilitado, debido a una orden de arraigo en contra de Gaspar, Ester sugiere buscar a alguien que se haga pasar por Manolito, el inconveniente es que deben buscar a un oficial para culparlo de matar a Anselmo y robarse a Manolito. Por lo que Ester y Antonia van al Hospital Británico, Ester, sin ser descubierta, va hasta la habitación de Atkinson y lo mata ahogándolo con la almohada de la cama junto a la suya. Todo para usarlo como culpable del asesinato de Anselmo y de la separación de Pedro y Manolito.
  • Matón de Braun (Gonzalo Durán): Asesinado por el Negro. Contratado por Herr Braun para secuestrar a la detective Sara Levi. Después de que Pedro rescata a Sara, traicionando así a Herr Braun, secuestra al Piojo tomándolo como rehén forzando a Pedro a que se entregue y lo lleven con Braun. Pedro accede, y justo cuando está por realizarse el intercambio, el Negro llega y desde lejos con su escopeta le da un certero disparo en la frente cayendo así muerto en el piso.
  • Klaus Bormann: Muere tras una sobredosis de morfina. Padre de Cornellius y esposo de Bianca. Es un alemán radicado en Chile que consiguió hacer una fortuna durante el tiempo de la Primera Guerra Mundial. Él y Cornellius llevaban años sin verse ya que nunca han tenido una buena relación y tras volverse un exitoso empresario naviero Cornellius cortó vínculos con él. Con los años Klaus contrajo una enfermedad terminal y se vio forzado a internarse en un hospital, fue allí cuando conoce a Bianca y luego de un tiempo se enamoraron y casaron. Tras esto ella comenzó a cuidar de su salud mientras su enfermedad avanzaba y se agravaba mientras que él dejó a Bianca como heredera de su fortuna. Hasta que un día, Klaus muere luego de que se le injectase una cantidad de morfina más de lo que podía soportar.
  • Neftalí González (Claudio Arredondo): Muere producto de una cirrosis avanzada. Padre de Eloísa. Dueño del café Colonia. Neftalí es un hombre de mucho esfuerzo y sacrificio, pero tiene un pasado imposible de olvidar para él. Cuando era joven Neftalí era alguien que vivía de la noche y solía trabajar en un bar de marinos en donde pasaba noches enteras bebiendo, cantando y apostando. Tiempo después conoce y se enamora de la Maruja, con quien tiene a Eloísa. A pesar de esto él continuó teniendo su vida nocturna y debido a su adicción a las apuestas y al alcohol su esposa pasó por mucho tiempo malos ratos hasta que se enferma de cáncer. La noche en que Maruja muere, él se encontraba en el mismo bar apostando y bebiendo, cosa que hasta el presente nunca se va a perdonar por dejarla abandonada cuando más lo necesitaba. Tras el fallecimiento de su esposa, Neftalí decide cambiar de vida y se vuelve un hombre honrado y noble, trabajando muy duro para apoyar a Eloísa en sus estudios pero a pesar de todo esto, llega a situaciones en las que se deja pisotear cosa que le desagrada a Eloísa. Con el transcurso de la teleserie, Neftalí poco a poco comienza a retomar sus antiguos vicios volviendo a tomar cada vez que se encuentra sobrepasado por distintas situaciones en relación a su hija como cuando se compromete con Gaspar, cuando su hija rompe su compromiso, cuando casi abusan de ella o cuando se ve envuelta en los problemas de Pedro Ramírez. Después de que Eloísa rearma su vida con Gaspar y ella queda embarazada Neftalí sospecha que la hija que espera es de Pedro pero decide guardar el secreto. Tras esto contrae una fuerte cirrosis producto de sus malos hábitos y vicios. Un año después su condición empeora y termina en el consultorio de la Matriz. Eloísa y Gaspar vuelven a Valparaíso a visitarlo en sus últimas horas de vida, allí conoce a su nieta y en su lecho de muerte Neftalí le ruega a Eloísa prometerle que nunca le dirá a Gaspar que su hija Mariana es en realidad hija de Pedro. Después de que ella le promete cumplirlo, Neftalí muere en paz con su hija abrazándolo hasta dar su último aliento.
  • Arturo Perales (Ricardo Mateluna): Asesinado por Cornellius, siguiendo órdenes de Braun. Mayordomo de Cornellius Borman. De niño, él y su hermano perdieron a su padre a una temprana edad y tras esto él fue a trabajar a una casa mientras que su hermano fue al orfanato dirigido por el Monseñor Luco, quien abusó de él y de adulto se colgó de una viga por el trauma. Años después Arturo llega a trabajar a la mansión Bormann y con el tiempo se gana la confianza de Cornellius. Después de que Pedro mata al Monseñor Luco y se va detenido, Arturo escucha una conversación entre Cárdenas, Cornellius y Gregorio planeando realizar un ataque a la cantina de Pedro, por lo que esa noche llama al consultorio para advertirle a Eloísa sobre lo que está por suceder. Tras el ataque, con el Piojo muerto y el Negro paralítico, Arturo le escribe una carta a Pedro y se la envía mientras está preso. Un año después, Arturo se reúne con Pedro en la cantina y accede a filtrarle información de los movimientos de Bormann debido a que siente que se hizo justicia por su hermano. Tras esto Arturo comienza a espiar cada conversación de Cornellius para informale a Pedro. Sin embargo, un día, Arturo es descubierto por uno de los espías de Herr Braun, quien ha vuelto al país. Luego de esto, es amordazado y llevado ante Braun y Cornellius, revelándose que Arturo ha estado filtrando información a Pedro Ramírez. Braun entonces nombra a Cornellius un miembro oficial de las SS y le da su primera misión que es matar a Arturo. Pese a que se niega a acabar con la vida del que hasta ese momento era su hombre más leal, Braun obliga a Cornellius a hacerlo, amenazándolo con no volver a ver a Josefina nunca más. Ante la amenaza, Cornellius usa una arma que le entrega Braun y le dispara en el lado derecho de la frente a Arturo, muriendo así de forma inmediata.
  • Carlos "Carlitos" (Álvaro Méndez): Asesinado por uno de los detectives. Ex mayordomo y valet de Bianca Lombardo. Cuando Bianca llega a Valparaíso se hospeda en un hotel y Carlitos es asignado como su mayordomo personal durante su estadía. Con el tiempo él y Bianca comienzan a formar una amistad especial, con Carlitos ayudando a Bianca cuando esta se queda sin plata para pagar el hotel. Cuando Bianca llega a un acuerdo con Cornellius en el que ambos se casan, Bianca se va a vivir a la mansión Bormann y ella se lleva a Carlitos como su valet personal debido a la confianza y aprecio que le tiene. Un día, Carlitos escucha una conversación entre Cornellius y su mayordomo Fritz comentando de que Bianca ha estado viendo a Pedro en su cantina. Al enterarse de esto corre a avisarle a Bianca, ella, sin embargo, prefiere fingir que no sabe que fue descubierta y continúan en la mansión. Un día, Bianca escucha que Cornellius descubrió la cabaña de Pedro donde tiene a Eloísa escondida y lo manda a matar. Tras esto, van a avisarle a Pedro y este logra salvar a Eloísa y les entrega a ambos la plata que consiguieron luego de que Bianca rompe su acuerdo y negocia con Cornellius llevarse una buena suma de dinero. Mientras van en su vehículo a punto de salir de Valparaíso, son detenidos por la policía ya que Cornellius le dio la orden a Cárdenas de movilizar a su gente para evitar que escapen. Allí, cuando los policías están por detener a Bianca, Carlitos se interpone intentando salvarla, sin embargo, uno de los policías lo asesina tras dispararle a quemarropa.
  • Hipólito Cárdenas (Rodrigo Soto): Asesinado por Eloy, siguiendo órdenes de Antonia. Ex comisario y Gobernador de Valparaíso. Ex cómplice de Gregorio, Cornellius y Eloy. Cárdenas era un hombre corrupto sin escrúpulos dispuesto a todo con tal de mantener su poder en el puerto y salvar su pellejo, incluso matar o inculpar a otros de sus crímenes. Tras la muerte de Anselmo y haber asesinado a Heim, Cárdenas saca sus propias conclusiones y descubre que Pedro y Gaspar son hermanos, por lo que accede a ser cómplice de Gregorio y Antonia a cambio de que le dan más plata y lo apoyen para candidatearse como el Gobernador de Valparaíso, armando un plan obligando al detective Olivares encontrar un estafador para que se haga pasar por el hermano de Pedro Ramírez, y al mismo tiempo comienza a enamorarse de Ester, la ama de llaves de los Sanfuentes Williams. Cárdenas eventualmente se convierte en un colaborador de la red nazi apoyando a Cornellius y Gregorio con el transporte ilegal de armas. Tras el asesinato de Luco a manos de Pedro, Cárdenas aprovecha y arma un plan con Cornellius y Gregorio para matar al resto de la banda de Pedro, contratando a dos ex marinos para que ataquen la cantina, lo que termina con la muerte del Piojo y el Negro inválido. Un año después Cárdenas, ya en una relación con Ester, descubre que Méndez ha estado juntándose con Ramírez, por lo que lo amenaza para atrapar al contrabandista y matarlo por lo que hace que Méndez le pida reunirse en una bodega, sin embargo, todo era en realidad una trampa planeada por Pedro consiguiendo así una grabación en la que confiesa haber matado a Heim y luego Sara lo obliga a colaborar con el Departamento 50, pero Cárdenas, temiendo ser descubierto por Cornellius, actúa a espaldas y trae a Eloy Zapata de regreso a Valparaíso. Tiempo después, hace un plan para que Gregorio le tienda una trampa a Sara, en donde al final se encarga de ejecutarla. Sin embargo, tras descubrir la tortura a la que Ester ha sido sometida por Antonia luego de "venderla" por una suma de dinero, Cárdenas poco a poco comienza a arrepentirse de hacerle el "trabajo" a la clase aristócrata, y su participación en la muerte de Bianca es la gota que rebalsó el vaso. Así que un día se decide y llama a Gladys, la pareja de Julio el estafador, y le informa que fue asesinado y la ayuda a encontrarlo, por lo que le reserva una habitación en un hotel y le entrega un mapa para encontrar el cuerpo de Julio. Tras esto, Pedro descubre que fue él quien ayudó a Gladys y Cárdenas le dice que quiere hablar con él, esa noche antes de juntarse con Pedro le entrega a Soto una carta y le pide que si no regresa al cuartel le entregue al prefecto Hidalgo esa carta. Pero justo cuando sale del cuartel, es detenido por Eloy y sus secuaces y lo secuestran. Luego, es llevado a una bodega en donde Eloy lo interroga preguntándole si se iba a juntar con Pedro, entonces Cárdenas confirma esto diciendo que se cansó de ser el perro de los "futres" y que no tiene ni idea de lo que le espera, pues ellos (refiriéndose a Antonia y Gregorio) solo lo verán como un sucio delincuente. Eloy le ordena a uno de sus hombres apuntarle a Cárdenas, pero el Gobernador exige que si lo va a matar que lo haga él mismo mirándolo a la cara. Entonces Zapata se acerca, toma el arma, y tras unos momentos de tensión entre ambos, le dispara a Cárdenas en la frente asesinándolo y luego a su cuerpo lo balea reiterádamente.
  • Josefina Bormann (Fernanda Finsterbusch): Se suicida. Hija de Cornellius. Ex prometida de Gaspar y esposa de Conrad Braun. Cuando Gaspar regresa de Scotland Yard después de tres años, Josefina está deseosa de casarse con él, sin embargo sus planes se ven frustrados cuando Gaspar se enamora de Eloísa y rompe su compromiso con ella. Tiempo después ella conoce a herr Braun mientras este se encontraba teniendo una reunión en el despacho de su padre y de inmediato el alemán quedó encantado con la muchacha. Poco a poco, Josefina comienza a pasar más tiempo con él y se vuelve adicta a la cocaína injectándose hasta el punto de sufrir una sobredosis. Tras esto, herr Braun le propone a Cornellius irse a vivir con ella a Berlín a cambio de nombrarlo cónsul de Alemania en Chile. Entonces Josefina se va del país y en Berlín se casa con Braun. A pesar de esto, rápidamente Josefina comienza a ver que la vida allá no era la que se imaginaba y entra en un estado depresivo, escribiéndole una carta a Cornellius para que la saque de ese país. Sin embargo, ella no aguanta mucho más y entonces decide quitarse la vida. Un día, después del incidente en la casa Sanfuentes, Cornellius recibe un telegrama de herr Braun en el que le informa del suicidio de su hija.
Advertisement